UN EQUIPO DE TELEVISIÓN VISITA LA COMARCA PARA DESCUBRIR LOS ENIGMAS DE LA CASA DA ESCUSALLA

En busca del fantasma de Lobios

Los responsables del programa ‘Cuarto Milenio’, que analizan fenómenos paranormales y misterios sin resolver, han viajado este fin de semana hasta A Baixa Limia para descubrir los enigmas que envuelven la Casa da Escusalla, en Lobios.
En busca del fantasma de Lobios
El silencio que caracteriza el entorno que engloba la ‘Casa da Escusalla’, enclavada en el lugar de Ludeiros (Lobios) dentro del Parque do Xurés, se vio interrumpido ayer por la visita de un equipo de rodaje del programa televisivo ‘Cuarto Milenio’ que dirige Iker Jiménez, para conocer los misterios que guarda esta casa abandonada supuestamente habitada por el fantasma de un fraile portugués. ‘Un correo electrónico anónimo llegó a nuestra redacción describiendo el miedo que daba estar en esta impresionante mansión, buscamos en Internet y consideramos que había un tema interesante detrás de la Escusalla’, confirmaba Pablo Villarubia, reportero-guionista de ‘Cuarto Milenio’ que ayer lideró las grabaciones en Lobios. ‘Es enigmática, no sólo por el supuesto fantasma que habita en ella y las leyendas surgidas a su alrededor, sino por el uso que se le ha dado’, apuntaba Villarubia después de escuchar los relatos que, sobre los orígenes difusos de la misma, relataba José Lamela, escritor y alcalde de Lobios, quien recordó como ‘la tradición le asigna a la Escusalla un origen clerical, quizás por la capilla adosada, aunque las opiniones se reparten entre un antiguo cenobio, una casa rectoral o una sede de la Inquisición’.

El edificio, compuesto por diferentes estancias hoy invadidas por la maleza, está enclavado en un mirador hacia el embalse de Lindoso. ‘Lo que más nos ha impresionado es el aspecto de fortaleza que tiene la casa, con varias troneras, y también la calidad de la construcción. Rocas enormes, muy bien labradas, algunas de las cua les bien se podrían semejar a un Machu Pichu en miniatura’, describía Villarubia.

Analizar la leyenda

Durante la jornada, además de tomar imágenes de la Casa da Escusalla y del paisaje que conforma el Parque do Xurés, el equipo contactó con un grupo de vecinos portadores de leyendas. ‘Voces sin dueño y sonidos de animales que no se ven, puertas que se abren y se cierran solas, o la visita de Marrequiño, el fantasma que se desplaza por la casa en las noches de luna llena acompañado por dos enigmáticas damas fueron algunos de los relatos más repetidos en la tarde de ayer. ‘Son relatos que dan pavor e que os nosos avós nos contaban do famoso tío Roque, un antigo garda portugués que se refuxió na casa a principios do século pasado’, confesaba un vecino de Compostela al equipo de Iker Jiménez, quienes no descartaban desvelar parte de estos fenómenos paranormales. ‘Toda leyenda tiene un fondo de verdad’, apuntaba Pablo Villarubia.

Un nuevo reclamo para atraer turistas

La visita del equipo de reporteros, compuesto por arqueólogos y periodistas, permitirá darle un valor añadido a la Casa da Escusalla al iniciar una nueva fuente de investigación. ‘Además de ser un lugar mágico de por sí, todos los valores añadidos que permitan revalorizar la zona, son buenos para Lobios’, apuntaba Lamela, quien confía que, tras su emisión por televisión, Lobios se convierta en un foco de atracción para amantes del misterio.

Mientras, el regidor socialista estudia presentar una moción en el próximo pleno para instar a la Xunta a que dé cuentas sobre el estado en el que se encuentra el proceso de adquisición del inmueble. ‘La anterior dirección xeral de Conservación da Natureza tenía muy avanzada el proceso de adquisición de la casa con el único titular (el resto del inmueble es de la Administración)’, apuntaba Lamela, quien confía en ‘que el nuevo gobierno no descarte poder llevar adelante el proyecto de reconversión de la Casa da Escusalla en el icono del Parque do Xurés’.