ENTRENADOR DEL PEÑAS HUESCA

Ángel Navarro Hernandez: ‘La LEB Oro es perfecta para ciudades pequeñas como Ourense o Huesca’

El balóncesto es su vida. A partes iguales con su familia. Tanto que su sangre ha servido para transmitir su pasión a la descendencia y sus genes han valido para que el nombre familar empiece a sonar con fuerza en las canchas y no sólo en los banquillos, aunque en ese caso sea en el baloncesto femenino.
Ángel Navarro Hernandez: ‘La LEB Oro es perfecta para ciudades pequeñas como Ourense o Huesca’
En el año 1989 tocaba el cielo con el ascenso a la ACB con el Caixa Ourense. Era su estreno en los banquillo y no podía ser más exitoso. Algo más de dos décadas más tarde sigue dando guerra y, lo que es más importante, respondiendo a las expectativas. Fiel siempre a sus ideas aunque éstas hayan ido cambiando con el paso del tiempo. Imposible que no fuese así para una persona que se empapa de baloncesto las 24 horas del día. Huesca le ha devuelto la sonrisa. Sus dos últimas paradas, en Ourense y Vigo, no habían tenido buen final, pero son sólo lunares en un currículum con más luces que sombras.

Lejos de la familia y mano a mano con su amigo y colega Suso Seoane lucha por asentarse y asentar su proyecto en una ciudad que conoce bien y que tiene pasado ilustre en esto de la pelota y la canasta. Pegan bien el continente y el contenido. Dos clásicos con ilusiones renovadas. La primera mitad de la temporada no podía haber sido mejor. Queda rematar la faena pero este Huesca de Ángel Navarro tiene muy buena pinta.

Casi de la noche a la mañana pasó de la pista al banquillo y no precisamente para ser reserva. Pizarra en mano, fue uno de los nombres más reconocibles de la mayor gesta del deporte ourensano en lo que a equipos se refiere. El ascenso del Caixa Ourense a la Liga ACB supuso una explosión deportiva y social que no se ha vuelto a repetir.

Hace ya más de 20 años de aquello

Que buenos recuerdos. Han pasado muchas cosas desde entonces.

¿Ha cambiado mucho usted?

Ha variado mucho el baloncesto, pero en la final del sábado hicimos cosas que ya utilizábamos en el play off contra el Caja Madrid. Antes era más táctico. Estos últimos años sin entrenar me han servido para cambiar cosas. Ahora me centro más en la velocidad del juego y en la técnica individual, y más que en la técnica en la toma de decisiones.

Pues parece que ha plasmado esas ideas a la pista de juego

La directiva me dijo que llevaban dos años aburriéndose y desde el primer momento hubo sintonía entre lo que ellos querían y lo que yo ofrecía. Apostamos por un baloncesto rápido, alegre y con muchas posesiones.

¿Y los jugadores?

Nuestra idea es controlar muy poco a los jugadores durante los partidos y controlarlos en el día a día en los entrenamientos. Están contentísimos, claro. Son felices en el campo.

Vamos, que la gente no se aburre en la grada

Me molesta ver a los equipos pararse a la hora de jugar y que todo tenga que pasar por el base. Hemos conseguido una personalidad ofensiva. Ahora estamos intentando conseguirla también en defensa para hacer al equipo más completo.

¿Y da resultado?

Si con esta filosofía ganas partidos, mágnífico. Si eres fiel a tu estilo y el rival de ganar no pasa nada. El club tiene un presupuesto y la plantilla no está entre las cinco más caras de la Liga. Eso supone estar muchas horas encima de los jugadores. No hay otro camino para competir.

Usted y su colega Seoane

Suso es clave en esto y no sólo en el equipo sino en el club. Machaca a los jugadores y lo quieren muchísimo. Ganamos la Copa y lo único en lo que estábamos pensando era en mejorar cosas y en los siguientes partidos. Suso tiene mucha iniciativa y experiencia.

¿Sigue al COB?

Sí, claro. Mucho.

¿Y?

Saltar a la LEB Oro ha sido un acierto enorme y apostar después por Paco García otro igual de grande. Jorge Bermello puede ser un gran presidente y eso es muy importante. Después de estos años es clave que haya una cabeza visible así. El desarrollo del club es muy positivo en todos los aspectos.

¿Se ve en el Paco Paz el año que viene?

La LEB Oro es la Liga perfecta para ciudades pequeñas como Ourense o Huesca. Juegas contras grandes equipo, te ven fuera y tienen repercusión. Al Ourense lo veo luchando por el play off y nuestro club creo que está en situación de consolidarse en la LEB Oro si llega la oportunidad.