GALLEGO DE RALLYS

Iago Silva logra un impresionante podio en el Rally do Botafumeiro

El ourensano, a bordo de un Citroën C2 R2 Max, logró la tercera posición final en la prueba santiaguesa

El ourensano Iago Silva, en el pasado Rally de Noia (Foto: FB. Iago Silva)
El ourensano Iago Silva, en el pasado Rally de Noia (Foto: FB. Iago Silva)
Iago Silva logra un impresionante podio en el Rally do Botafumeiro

El piloto de Dumbría Víctor Senra logró la victoria en la 25ª edición del Rally do Botafumeiro, tercera prueba puntuable para el campeonato galego de rallys.

Senra, que aprovechó un error de su máximo rival Iván Ares en el sexto tramo del rally, se dedicó a gestionar la ventaja adquirida durante el resto de la jornada para llevar el Mitsubishi Lancer Evo X alquilado a RMC de vuelta hasta Santiago de Compostela.

La segunda posición fue para Iván Ares, que a pesar de intentar reponerse del error cometido, poco pudo hacer ante la experiencia de Senra concluyendo el rally a 45 segundos.

Un podio que sabe a victoria

Aunque sin duda el gran protagonista de la prueba fue el ourensano Iago Silva. El joven piloto, acompañado como siempre de Diego Grande, terminó la prueba santiaguesa en la tercera plaza final (Vencedor dentro de la Copa Top Ten Pirelli) a bordo del Citroën C2 R2 Max tras luchar durante gran parte del día con Jorge Pérez Oliveira (abandono) y Javier Carracedo (4º clasificado). Quinto fue Alberto López Belón.

Otros pilotos destacados de la provincia  fueron Celso Freire y Alberto Rey, segundos en la categoría reservada para vehículos históricos con su habitual Bmw 323, Alberto González y Dani Fernández en el debut con el Peugeot 206 Rc ex-Macías (7º en la Top Ten) y Cristian Lamas, con Álvaro Paz de copiloto, sextos dentro de la Copa Kuhmo. En el apartado de debutantes en competición, la pareja formada por Daniel Sánchez y Gabriel Aguiar lograron llevar su Citroën Saxo hasta la meta a pesar de varios problemas con la dirección asistida.

Con respecto a los abandonos destaca el de Pedro Burgo, inédito en el estreno de su Porsche 911 Gt3 2010 por la rotura de la carcasa de la caja de cambios, Alberto Meira tras la rotura del diferencial del Evo X y el posterior atropello sin consecuencias de un espectador a la salida del parque de trabajo y el del también ourensano Miguel Paredes, copilotado por Álex Cid, en su retorno a los rallys tras el accidente en el rally de Luintra de la temporada pasada.