LA OURENSANA VANESSA SOTELO DEBUTÓ EL SÁBADO CON EL PONTE OURENSE ANTE SU EXEQUIPO, EL BURGAS

VANESSA SOTELO: 'Mi sueño es llegar algún día a jugar con la selección española'

Vanessa Sotelo debutó el sábado su nuevo equipo y lo hizo ante su ex. Casualidades del destino de una jugadora que lleva el fútbol en el adn y que tiene como sueño llegar
a ser internacional en el fútbol sala. Fue una de las protagonistas del verano con un cambio de club con más morbo que fondo y que ella pretende enterrar definitivamente: 'Jugar en un equipo como el Ponte es un paso más.
VANESSA SOTELO: 'Mi sueño es llegar algún día a jugar con la selección española'
. Es un equipo con grandes jugadoras y pretendo aprender de ellas. Ha sido duro ver los partidos desde la grada y cada vez veía más complicado que se arreglase pero sólo quiero jugar'.
Un personaje animado de nombre Dora y de 'profesión' exploradora le ha supuesto el mote en un vestuario que le hizo memorizarse los sistemas de juego y repetirlos sin fallo como 'novatada' de recién llegada. Fue en uno de los muchos viajes que le esperan con el Ponte: 'Viajas mucho pero no conoces ciudades, me conozco de memorial todos los polideportivos de España pero poco más'. Es el presente de una jugadora que sueña con llegar a la selección española: 'Es la meta de todos los deportistas. A corto plazo me gustaría ganar algún título, la Liga o la Copa, pero mi sueño es jugar con la selección. Será más o menos complicado pero tengo claro que trabajando duro las cosas llegan'.

Cuando se le pregunta por jugadoras de referencia tampoco duda: 'Sonia Pacios (Burgas) me gustaba mucho pero la que más me gustó siempre fue Laura Fernández (Ponte). Es una pena que esté lesionada y ojalá la recuperemos pronto. Me gusta sobre todo por la tranquilidad con la que juega además de que tiene mucha calidad'.

Comenzó a jugar con seis años en el colegio Salesianos en el que ahora estudia primero de Bachillerato: 'No sé lo que haré. Siempre me gustó INEF pero también dudo con Empresariales aunque no sé lo que haré al final'.
En el colegio empezó jugando con niños y pasó al fútbol 7 y más tarde al fútbol 11 con el Ponte Ourense: 'Cada vez eran más brutos y según pasaban los años se notaba más el físico pero siempre tuve claro que prefería jugar al fútbol sala'.
El Cidade das Burgas le dio la oportunidad y respondió desde el inicio: 'Al principio sólo podía jugar los amistosos con el primer equipo porque no podía jugar partido oficiales hasta los 14 años. Sabía que en el fútbol no podía seguir y me hizo mucha ilusión pasar al fútbol sala y con chicas de mi edad'.

Debut, ascenso y estreno en División de Honor. Luego un verano que por suerte para ella ya es historia y que tocó a su fin el pasado sábado en el anexo del pabellón de Os Remedios.