LAS CUENTAS CLARAS

El envejecimiento de la población, una oportunidad para empresas de servicios

Coincidiendo con el salón Galisenior se reabre la reflexión en torno a cómo dar más calidad de vida y cuidados a los mayores

Parte de las actividades que se han desarrollado en el salón Galisenior, en Expourense.
Parte de las actividades que se han desarrollado en el salón Galisenior, en Expourense.
El envejecimiento de la población, una oportunidad para empresas de servicios

La undécima edición de Galisenior acaba de cerrar sus puertas en Expourense. Se han mostrado actividades y servicios pensados en los mayores. El porcentaje de población mayor no para de crecer y se abren muchas posibilidades para aprovecharlas creando iniciativas que contribuyan a dar servicios a las personas mayores. Alberto Vaquero, profesor de Economía Aplicada en la Facultad de Empresariales y Turismo del campus de Ourense y miembro del comité asesor de Galisenior, reconoce en el programa Las Cuentas Claras que este es un factor de oportunidad que se debería aprovechar. Vaquero declara que en estas apuestas deberían confluir las iniciativas pública y privada. Propone también reflexionar sobre las apuestas públicas que se hacen a favor de las personas de edad avanzada para que dispongan de una cartera de servicios acorde a sus necesidades. En sus declaraciones al programa también subraya que podrían crearse más empresas pensadas en dar calidad de vida a las personas mayores.

Esta reflexión la hizo Alberto Vaquero tras el salón que se celebró en Expourense y que recibió más de 3.500 visitantes en sólo dos días. Tuvieron la ocasión de participar activamente en las más de 50 opciones que promovían el envejecimiento saludable en la presente edición.

Entre ellas, el taller de risoterapia, que reunió a un centenar de personas, así como el encuentro intergeneracional de ludoterapia coordinado por la Diputación provincial de Ourense en colaboración con el centro cultural Xaquín Lorenzo, el Colegio de Educadores Sociales y la Universidad de Vigo. También tuvieron especial seguimiento las actividades socioeducativas con perros y el taller de musicoterapia gerontológica, así como el stand de Cruz Roja y su juego de los cinco sentidos.