ÁGORA ECONÓMICA

Las oportunidades del envejecimiento poblacional

Que toda Galicia y, especialmente, la provincia de Ourense tienen un grave problema demográfico es algo de sobra conocido. Nuestros indicadores así lo demuestran. En 1975 el peso de la población de menos de 15 años en nuestra Comunidad Autónoma era del 23,7%; en 2017, este porcentaje cae al 11,9%, prácticamente la mitad que hace cuatro décadas. Paralelamente, el porcentaje de personas de 65 o más años durante este período pasó del 12,4% al 18,5%. En 2017 vivían en Galicia más de medio millón de personas de este tramo de edad y la cifra sigue subiendo.

Las oportunidades del envejecimiento poblacional

Lo anterior, sin embargo, tiene una segunda aproximación, que es superar el reto que tenemos por delante. Vivir más años y sobre todo en mejores condiciones, es algo que ahora podemos permitirnos y desde luego esto es claramente positivo. De ahí que el envejecimiento activo de la población sea una de las metas a alcanzar en nuestra provincia.

Nuestro mercado de trabajo está cambiando a paso agigantados y esto se traduce en la necesidad de prever las posibles demandas de nuevas profesiones y actividades. Precisamente la atención a las personas mayores se configura como una alternativa laboral muy a tener en cuenta. Esta posibilidad implica tanto el cuidado de nuestros mayores, como la prevención de posibles dolencias. Se trata de una actividad multidisciplinar donde pueden colaborar profesionales de todo tipo, sanitarios, sociólogos, psicólogos, educadores sociales, profesores, etc., tanto desde una perspectiva pública como privada.

La creación de empleo es algo innato en esta nueva demanda de servicios. Es necesario mejorar las políticas públicas de atención social, especialmente aquellas centradas en la atención de nuestros mayores. 

La finalización de la vida activa no debe entenderse como un castigo al que se nos relega a partir de los 65 años, sino como un premio a muchos y duros años de trabajo. Por lo tanto, tanto la administración central, autonómica, como la local deben garantizar unos bienes y servicios acordes con las necesidades de este importante extracto de población, que como he señalado, muestra una tendencia creciente en los últimos años. 


"LABORATORIO DE IDEAS"


Desde el grupo GEN de investigación de la Universidad de Vigo hemos señalado, en más de una ocasión, que nuestra provincia debería convertirse en un “laboratorio de ideas” de las instituciones comunitarias para la creación de programas piloto, que traten de buscar soluciones al problema del envejecimiento. Ourense tiene hoy los indicadores demográficos que se estima tendrá en 2050 la Unión Europea y, por lo tanto, tenemos una gran oportunidad de ser los primeros para darle la vuelta a la actual situación y convertir una debilidad en oportunidad. Este es el comportamiento inteligente que todos tendríamos que fomentar.

No podemos perder de vista nuestra situación actual y la necesidad de que nuestra provincia cuente con las políticas adecuadas para revertir los efectos demográficos. Precisamente, acaba de celebrarse en la capital ourensana, el XI Salón Internacional de las personas mayores, Galisenior. Este año el eje central ha sido la promoción del envejecimiento activo y la atención precoz de la dependencia.

Durante dos días, 9 y 10 de mayo,un nutrido grupo de expertos dieron a conocer su importante trabajo con y para las personas de más edad, a través de un triple programa: actividades para mayores, jornadas técnicas y área expositiva.

Disponible en la página web de Expourense, www.galisenior.es, entre otras actividades hubo talleres de animación creativa de lectura y escritura, ejercicio de la memoria, estimulación cognitiva a través de las TICs, reflexoterapia, educación física, nutrición y relajación.

Dentro de la programación de jornadas técnicas, también disponibles en la citada página web, hubo mesas de trabajo sobre demencias neurodegenerativas, calidad asistencial en la atención socio-sanitaria, gerontología, ejercicio terapéutico, empobrecimiento y edad, innovación tecnológica como prevención a la dependencia o hábitos saludables para las personas mayores.

Desde las perspectiva de programas innovadores de prevención, envejecimiento activo y coordinación institucional, la Universidad de Vigo ha tenido una significativa aportación, a través de la difusión del Programa Universitario de Mayores y del Proyecto europeo KIPAM “El conocimiento es poder, la edad no importa”, de enseñanza universitaria para personas mayores.  Sin duda, algo muy importante a tener en cuenta para seguir ejercitando la mente.

Como se puede comprobar, ha sido una buena oportunidad para conocer algunas de las experiencias en el campo del envejecimiento activo, al convertirse nuestra provincia en un referente en este campo. Se trata por lo tanto, de un importante evento que permitió conocer, de primera mano, las oportunidades que se nos presentan en relación al envejecimiento poblacional y cómo aprovechar su potencialidad. Sin duda, unas actividades, que merece la pena conocer y, evidentemente  disfrutar con ellas.