ANÁLISIS

El sector de la automoción es el empuje del comercio mundial

A pesar del cierto deterioro que ha experimentado el contexto internacional en los últimos tiempos, el nivel de actividad en el sector de la automoción se mantiene relativamente estable a nivel global. En cuanto al subsector de componentes, este acompaña con su crecimiento tras intensificar su internacionalización en los últimos años. 

El sector de la automoción es el empuje del comercio mundial

China se ha erigido en los últimos lustros como el principal productor y consumidor mundial, con casi un tercio de la producción mundial, en el que España se ha convertido en el segundo productor europeo después de Alemania, alcanzando un valor en las exportaciones de automóviles de más de 38.414 millones de euros en el año 2017, al ensamblar en sus plantas de producción más de 2,8 millones de unidades, un volumen que nos lleva a los niveles pre-crisis.

La mejora del mercado doméstico, unido a la previsible mejora del contexto económico internacional en el futuro más inmediato, ha provocado que las matriculaciones en España se hayan incrementado en el año 2017 un 7,7%, hasta alcanzar las 1,2 millones de unidades matriculadas. El previsible mayor dinamismo del comercio mundial, a pesar de la guerra comercial iniciada entre EEUU y China, nos hace descontar que el crecimiento económico mundial pueda ser de casi el 4% para los próximos dos años.


REVOLUCIÓN TECNOLÓGICA


Los conflictos geopolíticos y económicos podrían llegar a desestabilizar esta senda de crecimiento en términos globales, aunque la verdadera preocupación se centra en la posible evolución del precio del petróleo y su posterior repercusión en el ritmo de actividad económica. En este contexto de incertidumbre, el sector de la automoción se encuentra inmerso en plena revolución tecnológica que va desde la aparición de la Industria 4.0 hasta los muchos avances que se están produciendo en el ámbito de la movilidad que podrían llegar a derivar en la propia desaparición del vehículo tradicional tal como lo conocemos.

La progresiva conectividad y la digitalización de los vehículos condicionarán, en el futuro más inmediato, las estrategias y la inversión de las principales compañías automovilísticas globales. Con una producción mundial en el último año de 97,3 millones de unidades ensambladas, China lidera como potencia productora, tras haber fabricado cerca de 30 millones de unidades en el que los coches híbridos y eléctricos cada vez tienen mayor protagonismo en las carreteras del país asiático. Esto se enmarca dentro de la estrategia puesta en marcha por el gobierno chino de minimizar el impacto medioambiental, ante el exponencial crecimiento experimentado por su parque móvil en los últimos años. La venta de vehículos eléctricos en el país asiático representó casi el 45% de la totalidad de los vendidos el pasado año en el mundo.

La competitividad ha sido la principal cualidad que siempre ha caracterizado a este sector, lo que le ha permitido tener un elevado porcentaje de apertura comercial al exterior  que, junto al elevado grado de internacionalización alcanzado en su cadena de valor, ha llevado a la industria de automoción española a exportar en el año 2017 un total de 56.443 millones de euros, obteniendo un superávit de 10.748 millones de euros (una cobertura comercial de más del 123%). Las ganancias de productividad alcanzadas por la industria nacional, junto a la amplia gama de modelos fabricados en nuestro país, han llevado a España a ocupar la octava posición del ranking mundial de fabricantes de automóviles.    

En Galicia, con PSA a la cabeza, el montante de las ventas al exterior sumó en el año 2017 más de 5.046 millones de euros, obteniendo el sector un saldo deficitario de poco más de 71 millones de euros. En la provincia de Ourense, el valor de las exportaciones sumó en ese mismo año cerca de 175,5 millones de euros, obteniendo un superávit comercial de más de 117,5 millones de euros (una cobertura comercial de más del 300%), representando el 45% de todo el superávit obtenido por la provincia en el 2017. Europa es el principal destino de nuestras expediciones al exterior con un 92% del total, en el que países como Alemania, con casi 50 millones de euros, y Francia, con más de 31 millones, suman entre los dos la mitad de los envíos al continente europeo. 

Reino Unido, con casi 26 millones es el tercer mercado en importancia, aunque la aparición del BREXIT podría condicionar la evolución futura de las expediciones al país británico en función de cómo avance la negociación de salida de la Unión Europea en los próximos meses. Un destino que está emergiendo en la actualidad, en cuanto a las expediciones del sector al exterior, se emplaza en el lejano Oriente, concretamente en Corea del Sur que recibió envíos de nuestra provincia por valor de casi 11,5 millones de euros en el 2017, un país con el que la Unión Europea firmó en su día un acuerdo comercial que posibilitó que las transacciones comerciales entre la Unión Europea y el país asiático se incrementasen notablemente en los últimos años.