ENTREVISTA

Paula Prado: "El rechazo a la custodia compartida no es feminismo"

Paula Prado, viceportavoz del Grupo Parlamentario Popular, fue la encargada de defender la ILP (iniciativa legislativa popular) presentada por la Asociación de Pais e Nais Separados de Galicia, con el respaldo de 15.000 firmas, para que la custodia compartida de los niños sea la opción preferente en caso de separación de una pareja

Paula Prado, viceportavoz del Grupo Parlamentario Popular.
Paula Prado, viceportavoz del Grupo Parlamentario Popular.
Paula Prado: "El rechazo a la custodia compartida no es feminismo"

El Parlamento de Galicia aprobó esta semana tomar en consideración la ILP (iniciativa legislativa popular) presentada por la Asociación de Pais e Nais Separados de Galicia, con el respaldo de 15.000 firmas, para que la custodia compartida de los niños sea la opción preferente en caso de separación de una pareja incluso si no hay acuerdo entre los progenitores. La proposición de ley inició su recorrido parlamentario gracias a los votos a favor del PPdeG y del PSdeG; el BNG votó en contra y En Marea rechazó participar en el debate en protesta por no abordar los incendios forestales. Paula Prado, viceportavoz del Grupo Parlamentario Popular, fue la encargada de defender la posición de la fuerza mayoritaria. 

No es habitual que un diputado del PP suba a la tribuna de invitados para comentar el pleno. ¿Qué le dijeron los miembros de la asociación?

Están muy satisfechos porque consideran que ya es un avance que se admita a trámite. No pretenden que sea el texto definitivo, pero después  de muchos años luchando por la custodia compartida, algunos llevan dos décadas, dicen que hoy no es lo mismo que cuando ellos se separaron  porque han cambiado muchas cosas y se ha evolucionado, aunque hay que hacerlo más. Agradecieron el apoyo y se lamentaron del espectáculo de En Marea. Por mucho que tengas una reivindicación respetable, la que sea, también tienes allí a unos señores que se han pasado meses recogiendo firmas, vienen con un tema importante para ellos y me parece una falta de respeto y un desprecio no valorar siquiera su trabajo. Creo que querían ocultar la división dentro de su grupo en relación con este asunto porque al día siguiente sí votaron iniciativas.  

Los movimientos feministas y el BNG se han posicionado en contra de establecer la custodia compartida como norma general. 

Ya expliqué durante mi intervención que nosotros tampoco estamos a favor de que sea impuesta, pero tampoco estamos a favor de que en la práctica se imponga la custodia monoparental. Es decir, creemos que los jueces tienen que implicarse un poco más e intentar estudiar más a fondo las circunstancias de cada caso para hacer un traje a medida porque todas las familias son diferentes. Hay que profundizar en la mediación. Las feministas centran su discurso en que la custodia compartida la van a utilizar los hombres para evitar  la pensión alimenticia y que la mujer se quede con el piso, pero ese razonamiento se cae porque la ley no va a establecer la custodia compartida de forma obligatoria y no llevará implícita la anulación de una pensión de alimentos. Va a depender de los ingresos del padre y de la madre. La atribución de la vivienda o del domicilio familiar tiene que respetar, en primer lugar, el interés superior del menor, pero también hay que tener en cuenta las condiciones personales de cada progenitor. Hay como una especie de falsedad montada de medias verdades que distorsiona mucho lo que en realidad viene a ser la custodia compartida. A mí desde el punto de vista feminista me parece incluso contraproducente. Estar en contra no es feminismo, supone reforzar el rol de la mujer con la obligación de cuidar y criar a sus hijos. Es un planteamiento muy antiguo y el BNG cambió su posicionamiento desde el mes de enero. Hay dos sentencias del Tribunal Supremo que ya indican que lo deseable es la custodia compartida. 

Pero están los casos de violencia de género. 

Nosotros lo que vamos a pretender con la ley es que el juez, por lo menos, entre a valorar las circunstancias. ¿Usted por qué no la quiere? ¿Es mal padre este señor? Yo soy feminista y veo que la sociedad ha avanzado mucho. Pero ojo, en cuestión de violencia de género ya no habría custodia compartida. Eso está en el Pacto Estatal de Violencia de Género que se acaba de firmar en Madrid. Y nosotros estamos totalmente de acuerdo.

Otra de las críticas es que haría prevalecer el derecho de los padres a vivir con los menores. 

No hay que partir del derecho de los padres, sino del derecho de los niños a tener contacto con los dos progenitores. Cuando empecemos la tramitación de la ley, lo que redactemos será siempre pensando en el interés del menor.

¿Será en esta legislatura como pidió la asociación o son demasiado optimistas? 

Creo que sí. Queremos hacer las cosas bien, escuchando a expertos y a actores implicados desde el punto de vista práctico, no de despacho.