SANIDAD

Rechazo unánime a la creación de las áreas de gestión clínica

Sindicatos y agentes de la sanidad gallega creen que la Xunta da un paso más en la privatización.

Una concentración en contra de la privatización de la sanidad pública celebrada en Ferrol
Una concentración en contra de la privatización de la sanidad pública celebrada en Ferrol
Rechazo unánime a la creación de las áreas de gestión clínica

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública se mostró ayer contraria a la aprobación por parte de la Xunta de las áreas de gestión clínica, que consideran un ataque al sistema público y un paso más en la marginación de la Atención Primaria. Para esta plataforma, las áreas de gestión clínica, promovidas por el Gobierno central y aprobadas en el Consello de la Xunta del jueves, suponen "avanzar en la privatización, utilizando la vía de la microgestión de servicios".

El grupo de agentes de la sanidad pública consideran además que las áreas "incrementan la burocracia, la irracionalidad y los gastos administrativos" y favorecen la creación de "modelos diferenciados dentro del sistema" y el incremento de las "desigualdades asistenciales", especialmente en Atención Primaria. También la CIG-Saúde se pronunció sobre este asunto y anunció que no participará en el desarrollo normativo del decreto sobre gestión clínica.

El Consello de la Xunta aprobó el jueves el decreto de gestión clínica que regula la creación, estructura, organización y el funcionamiento de las áreas de gestión clínica del Servizo Galego de Saúde (Sergas) con el que busca, según declaraciones del vicepresidente Alfonso Rueda, "obtener mejores resultados en la atención de los pacientes y avanzar en la eficiencia de los recursos disponibles".



“Hacia la privatización"

Mientras, la portavoz de Sanidad del Grupo Parlamentario Socialista, Carmen Acuña, denunció ayer que más de la mitad del presupuesto de la Consellería de Sanidade se destina a "pagar a empresas", toda vez que se gastan 1.700 millones de euros en este fin de los más de 3.300 totales. La diputada del PSdeG volvió a demandar al presidente de la Xunta que destituya a la conselleira del ramo, Rocío Mosquera, y le instó a dar explicaciones en la Cámara de la "masiva privatización" la sanidad pública gallega. La "línea roja", según dijo, la traspasó el Gobierno gallego con la "privatización de la esterilización" durante 12 anos por 160 millones, pese a que "hay centros de esterilización públicos, renovados recientemente e de gran calidad, dotados con 167 profesionales".

Haciéndose eco de la denuncia de estos profesionales, que consideran "injustificada e innecesaria" la contratación externa de este servicio, Acuña anunció el registro de una interpelación en la Cámara para exigir "explicaciones" por "dejar en manos ajenas y expuesto al lucro empresarial esta práctica".

Dicho esto, acusó a Feijóo de "mentir" por asegurar que él "nunca privatizaría la atención" médica. "Estamos comprobando que, una vez que terminó de privatizar todo lo no asistencial, ahora con toda impunidad arremete contra lo asistencial", declaró.

En cuanto a los gastos en empresas, detalló que se reparten entre "farmacia, privatizaciones y servicios concertados" y apuntó que esta cuantía se verá aumentada cuando se abra el "hospital privado de Vigo".

En este escenario, ha anunciado el apoyo de su partido a la manifestación convocada por profesionales de la sanidad pública para el próximo día 26 en varias ciudades de Galicia.