CON ARTE

Niloufar Banisadr

La fotógrafa iraní, asentada en francia, ofrece una exposición donde muestra la dualidad de dos mundos 

L.R.
L.R.
Niloufar Banisadr

Irán ha sido siempre un país tan presente como lejano. Las películas americanas nos dijeron durante años que era el enemigo número uno al que había que abatir, y el mundo del corazón  lloró décadas por el repudio público del Sha a la princesa de los ojos más tristes, Soraya.

Irán tuvo un dictador europeísta y cuando lo derrocó, poco duraron los aires de libertad, porque llegó el totalitarismo religioso. Y quienes más perdieron, fueron, una vez más las mujeres. De pronto tuvieron que acostumbrarse a tapar sus cuerpos y a aprender a vivir encerradas en un mundo ajeno.

Surge así la imperiosa necesidad de conocer las miradas que nacen en Irán, porque sólo ellas podrán contarnos una realidad que casi siempre llega deformada. La mirada de la artista se convierte en indispensable.

Niloufar Banisadr nos la ofrece de manera más que generosa. Sus obras nos meten en engaños y juegos, en los que no sabemos muy bien si vemos cuerpos etéreos o plásticos al viento; de eso se trata. Nos enseña rostros y paisajes que, pareciendo conformar un todo, son bien diferentes: una mujer con velo en un templo cristiano, o es un templo cristiano con un retrato de mujer con velo al fondo.

Todo parece superponerse y todo prima sobre todo.  Niloufar Banisadr sabe bien lo qué quiere y así nos lo entrega. 

La propia artista iraní, residente en Francia, lo cuenta: “Mis autorretratos son mi historia, mis sentimientos, mi tensión y mis contradicciones entre la cultura en la que crecí (Irán) y la que vivo actualmente (Francia), entre oriente y occidente.

Mi intención era mostrar a través de una apariencia provocativa la dualidad de mi mente. Esta necesidad de ocultar mi cuerpo, todavía la vivo como censura. Es difícil librarse de ella.

Pero esta experiencia fue necesaria para ayudarme a entenderqué tipo de mujer era, enfrentando una elección entre dos apariciones impuestas”. Poco puede añadirse, salvo mirar y remirar y desentrañar y buscar cuál es el mensaje, cuál es la realidad. Todo está tan lejos y tan cerca. 

Niloufar Banisadr llega por primera vez a Galicia, comisariada por María Díaz, directora de la galería About Art, en colaboración con la Galería 55 Bellechasse de Paris y Miami.

Lugar: O Vello Cárcere de Lugo Fecha: Hasta el 11 de marzo.