EL PEAJE LUSO PROVOCA QUE LOS CONDUCTORES IGNOREN LA AUTOVÍA AL DESPLAZARSE DE VERÍN A CHAVES

La carretera N-532 soporta el doble de tráfico que la A-75

La intensidad circulatoria en la carretera N-532 (Verín-Chaves) apenas bajó con la apertura de la autovía A-75, que enlaza con la portuguesa A-24 en Feces de Abaixo.
La carretera N-532 soporta el doble de tráfico que la A-75
La nacional registra, a la altura de la localidad del paso fronterizo de Feces de Abaixo, una media de 9.750 vehículos diarios, mientras que por la autovía sólo circulan 4.160 coches. Los datos fueron recabados por la comisión de usuarios de las autovías portuguesas, que culpan de la situación a la implantación del sistema de pago en la autovía lusa A-24. 'En todas las zonas fronterizas se registra el mismo problema. Los conductores para eludir el pago del peaje optan por utilizar las carreteras secundarias', explicó el secretario del colectivo, Víctor Gonçalves, recalcando que la mayoría de las vías de la red secundaria 'están en malas condiciones, lo que dificulta la conducción y facilita los accidentes', apuntó.

El trafico se incrementa durante los fines de semana, llegando hasta los 11.000 coches diarios en la N-532 y los 6.000 en la autovía. La Guardia Civil de Tráfico no realizó ninguna estadística, pero si detectó un aumento de la circulación en la carretera N-532. Es más, según los datos que manejan los agentes, los conductores no suelen utilizar la autovía A-75 para desplazarse de Verín A Chaves y viceversa, lo hacen por la citada nacional. A su entender, el peaje en la autovía lusa no es el único que provoca esta situación, dado que también lo hacen para ahorrar combustible, dado que por la autovía deben recorrer 30 kilómetros cuando por la carretera nacional son 10 menos.

El incremento de la circulación en la N-532, que conduce al centro de la localidad flaviense (la autovía lo hace por los alrededores) fue aprovechada por el presidente de la Cámara Municipal, Joao Martíns Batista, para solicitar una mejora del firme, dado que en la actualidad presenta numerosos socavones, sobre todo a la altura de la localidad fronteriza de Vila Verde da Raia y en el casco urbano de Chaves. El firme mejora a lo largo de los nueve kilómetros de trazado que discurren por el municipio de Verín.