TELÉFONO ROJO

Yosi Domínguez: "Es el Mundial de los Ramones"

Hablamos con... Yosi Domínguez, vocalista y compositor de Los Suaves

Diego Armando Maradona, en la grada durante el partido entre Argentina y Nigeria (i) y Yosi Domínguez (d). (EFE/MANU CABALEIRO)
Diego Armando Maradona, en la grada durante el partido entre Argentina y Nigeria (i) y Yosi Domínguez (d). (EFE/MANU CABALEIRO)
Yosi Domínguez: "Es el Mundial de los Ramones"

La voz que responde al teléfono rojo del Mundial todavía no sabe que sus canciones son culpables de que el chófer de anécdotas no se haya desnucado en alguna cuneta de la carretera durante sus primeras prácticas hace 23 años. Si "esta noche no se duerme", durante la mañana tampoco gracias al rock a todo trapo de Los Suaves y a las letras de una muñeca tan afinada como la de Yosi Domínguez. Llamar a un mito acojona tanto como lanzar un penalti en el tiempo de descuento de la final del Mundial, pero sólo los tipos grandes son capaces de resolver una página sin que casi tengas que abrir la boca más que lo imprescindible. 

"Antes de que empieces, te agradezco mucho lo que acabas de decir. Ya que te gusta la música, en todo lo que he visto hasta ahora del Mundial, y lo digo muy alto y fuerte, los Ramones le ganaron a Bon Jovi, los Sex Pistols le ganaron a Van Halen. Los equipos unidos y sin superestrellas, pero bien ensayados y entrenados, están demostrando lo que es el fútbol y el rock and roll. Los Ramones van a ganar el Mundial". Palabra de Yosi. Amén. Dan ganas de salir corriendo a celebrarlo sin esperar a que el árbitro señale el final de la página. Sobre todo porque el compositor y vocalista de una banda que toca directo al corazón confirma que se encuentra casi restablecido del accidente que sufrió hace dos años en un concierto en Santander durante la gira de despedida "El juicio final".  La música no se olvida de Yosi y él quiere devolver el cariño "cuando los médicos lo autoricen" recuperando las citas canceladas. "Soy rockero y moriré siendo rockero. Casi lo consigo en un escenario", bromea. "Aprovecho la ocasión..." Lo que quieras Yosi. Es tu página y el chófer de anécdotas, que le gustaría ser de Putin durante el Mundial con Los Suaves atronando a todo volumen, sólo está para abrir la puerta a los pensamientos de una leyenda en vida. "Quiero destacar cómo es la gente de la música. En un mundo tan competitivo como éste, todos, todos y de distintos palos, me llamaron a diario para preocuparse por mi estado porque estuve en coma y perdí temporalmente la memoria". 

En este momento de una conversación sin respiro como un partido del Mundial también se acuerda de Chicho, su hermano médico y el único que nunca ha estado vinculado a la música. "Gracias a él, que estuvo siempre a mi lado, me he conseguido recuperar. Él sí que jugaba bien al fútbol. Era zurdo, pero prefirió dedicarse a la medicina". Yosi baja la pelota al folio. Era un centrocampista voluntarioso y duro al que le gustaba correr. La convalecencia lo ha castigado delante de la televisión y no se ha  perdido un partido de la primera fase del Mundial. Tampoco lo hacía durante las giras con los encuentros importantes. "Siempre pedíamos una televisión en el camerino". 


ESPAÑA Y ARGENTINA


Queda por saber a quién ve actuando como los Ramones en el escenario de la final. Joey Ramone se le cuadró cuando Los Suaves actuaron de teloneros en A Coruña en 1981. "Los Ramones somos nosotros por lo sentimental. Quiero que gane la selección y también que Argentina quede en segundo lugar porque si digo otra cosa puede que acabe durmiendo en el sofá". Su pareja es la periodista argentina Laura Lunardelli. "Ver un partido de Argentina con una argentina al lado es algo insoportable. Están todos locos. A veces incluso temo desmayarme como Maradona. También me ha gustado mucho Uruguay. Los dos delanteros son unos fieras, los centrales del Atlético son contundentes y el centro del campo sabe jugar duro". Como  él cuando Chicho, tres años menor, respondía a sus patadas con un caño. 'El poeta' ha cumplido 70 años pero aún le queda música. "Ahora me río, pero fueron dos años horribles". Hay partido.