CULTURA

El Concello aborda la puesta en marcha del Museo do Papel de Carballiño

El alcalde proyecta que un grupo de artesanos explote las instalaciones y las mantenga abiertas

Instalaciones de la antigua fábrica de papel, en el Parque Etnográfico de Carballiño.
Instalaciones de la antigua fábrica de papel, en el Parque Etnográfico de Carballiño.
El Concello aborda la puesta en marcha del Museo do Papel de Carballiño

El Concello de Carballiño abordará con fondos propios la puesta en marcha del Museo do Papel en la antigua fábrica situada en la finca de A Lavandeira, en pleno Parque Etnográfico. Así lo confirmaba el alcalde, Francisco Fumega, quien aseguró que los presupuestos municipales de 2018 contemplarán en una partida genérica los 40.000 euros necesarios para realizar la conexión del suministro eléctrico desde la N-541 y los 70.000 euros restantes para adjudicar la construcción del correspondiente sistema hidráulico, compuesto entre otros elementos, por cinco mazos con los que se tritura la tela mojada para preparar la pasta de la que se sacarán posteriormente las láminas de papel, y por un molino, con el que se moverá el agua del canal existente en el exterior del edificio.

El regidor municipal prevé poner en manos de artesanos del papel la explotación de estas instalaciones de las que podrán sacar beneficio por la venta del producto, "xa que ao Concello o que lle interesa é o funcionamento destas instalacións como elemento turístico e didáctico, non para sacarlles beneficio", puntualizó Fumega. Esta actividad artesanal también permitirá mantener abierto el museo al público interesado en conocer el proceso de elaboración a partir de trapos.

El edificio, ya rehabilitado por el arquitecto Manuel Gallego Jorreto, dispondrá de un espacio para el secado, una sala polivalente, acogiendo además el archivo histórico del Concello de Carballiño, que en la actualidad se encuentra desperdigado en distintas dependencias, y que en el futuro museo se podrá consultar.

Las autoridades municipales proceden en estos momentos a ultimar la tramitación de los permisos para la ejecución del proyecto ante distintos organismos como la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil o Medio Ambiente. Por otra parte, este año ya se efectuó el último pago al Juzgado de Carballiño por la adquisición de estas instalaciones junto con la finca en donde están ubicadas, que tiene una superficie de 50.000 metros cuadrados. La propiedad estaba sometida a un proceso de embargo y el Juzgado ofreció la oportunidad al Concello de adquirirla en tres anualidades, liquidando este año la deuda con los últimos 200.000 euros.

Una propiedad de 50.000 metros cuadrados

Las instalaciones de la fábrica de papel habían sido adquiridas  por el Concello hace más de 15 años, ejecutando en parte un proyecto de Gallego Jorreto, subvencionado por la Xunta. Así, se procedía a la rehabilitación del edificio de la vieja fábrica y de las instalaciones exteriores empleadas en la elaboración del papel, con una inversión que sobrepasó el millón de euros. Años después, durante el gobierno del "popular" Argimiro Marnotes se supo que la propiedad no era del Concello porque no se había realizado la segregación del edificio del resto de la finca. Posteriormente era embargada, por lo que el Concello llegaba a un acuerdo con el Juzgado para su adquisición, aunque ampliando la compra a toda la superficie de 50.000 metros cuadrados.

El futuro de ese terreno, que es una prolongación del Parque municipal y del Parque Etnográfico, está pendiente del proyecto de intervención integral en la zona en el que trabaja en estos momentos el Ayuntamiento, para mejorar este paraje en todos los sentidos y sacarle un mayor rendimiento en cuanto a ocio y turismo. Francisco Fumega, recuerda que el futuro Museo do Papel se añadirá a la oferta del Parque municipal, los dos molinos, la piscifactoría, el paseo fluvial del río Arenteiro y el camping.