CRISIS ECONÓMICA

Cáritas de Ourense constata una 'cronificación' de la pobreza

'El 39% de los atendidos acuden desde hace tres años', señala el director diocesano, José Ángel Feijóo Mirón

Cáritas de Ourense constata una 'cronificación' de la pobreza

Cáritas de la Diócesis de Ourense constata una "cronificación" de la pobreza pues "el 39 por ciento de los atendidos acuden hace tres años", además de un aumento en la atención a personas mayores en el ámbito rural, superior al registrado en el resto de Galicia, pues la población envejecida en más en la provincia de interior.

Esa cronificación de la pobreza en la provincia, el perfil de personas que acuden a Cáritas y detalles de su asistencia, forman parte del informe anual de 2013 presentado por su director diocesano José Ángel Feijóo Mirón en una rueda de prensa.

Entre los datos de la memoria, ha destacado que fueron atendidas durante el año 2013 un total de 11.271 personas, de las que algo más de la mitad lo fueron en la oficina central de la ciudad de Ourense y el resto en parroquias de toda la diócesis, y de ellas, el 38,5 por ciento acuden a buscar ayuda económica y de otro tipo desde hace tres años. "Cada vez somos más número de pobres y con más pobreza por lo que dar la vuelta a esto es cada vez más difícil", señaló a modo de resumen.

La atención para las 11.271 personas que acudieron a Cáritas repercutió en un total de 21.179 personas y entre ellas. Según los datos recogidos por el INE sobre condiciones de vida, en Ourense los atendidos con ingresos, cobran una media de 291,22 euros al mes, mientras que la renta media gallega disponible por habitante durante ese año fue de 842,16 euros.

Además, según ha señalado Feijóo Mirón, se atendieron hogares sin ningún ingreso, ni de trabajo ni de prestaciones por desempleo y de la Seguridad Social y supusieron un 41,62 por ciento de los atendidos lo que propicia un perfil de atención para "familia joven, con hijos y sin empleo" en la provincia.

LAS ADMINISTRACIONES NO CUMPLEN

Feijóo Mirón dedicó parte de su intervención a "llamar la atención" sobre los ingresos de Cáritas en Ourense de los que un 48 por ciento son subvenciones oficiales, un total de 371.488 euros de ingresos totales por 1,196 millones de euros, procedentes además de donativos, socios, subvenciones privadas e ingresos por prestar servicios.

"La mayor parte de la acción de Cáritas no depende del dinero de las administraciones, aunque cubrimos servicios que deberían resolver ellas, por lo que las subvenciones son dinero de todos para atender lo que no se atiende directamente", ha reprochado.

En ese sentido, ha explicado que hasta 2013, Cáritas formaba un "tripartito" con la fundación San Rosendo y el Ayuntamiento de Ourense, del que sólo hay fondos ahora de Cáritas. "El ayuntamiento siempre cubrió el coste de los vales para el comedor social, entregados a usuarios por las trabajadoras sociales en cada barrio y parroquia de la ciudad, pero en noviembre se comprometieron a firmar un convenio para estabilizar esa aportación y estamos a junio sin saber nada de ello", concretó.

Sobre el comedor social, dijo que el número medio de usuarios es de 88-90 al día con un coste estimado de cinco euros por menú "y eso se cubre con fondos propios a la espera de la subvención municipal que no llega", agregó Feijóo.

LA MUJER BUSCA SOLUCIONES

El director de la entidad diocesana ha detallado el perfil de persona que acude a sus oficinas y señaló que se trata "mayoritariamente" de una maujer "que es la que encabeza la búsqueda de soluciones", además de tratarse en el 40,21 por ciento de los casos de parejas con hijos, en el 20 por ciento de los casos son personas solas y en el 20,17 por ciento se trata de familias monoparentales.

El 91,42 por ciento de los atendidos son personas en edad laboral, y de ellos el 51 por ciento son personas inscritas en el paro oficial y demandantes de empleo, y de éstos el 42 por ciento está en "paro real", es decir, lleva más de dos años en el paro.

Los datos registrados por el servicio diocesano, según su director, indican además que el 41,57 por ciento de la población atendida tiene estudios primarios o inferiores, mientras sólo el 5,46 por ciento tiene el bachillerato superior y el 1,8 tiene título universitario.

Feijóo Mirón concluyó el relato del informe haciendo un llamamiento para "no dar una visión pesimista a partir de los datos, pues la realidad es cruda pero si algo queda son las soluciones concretas y eso es posible con la solidaridad".

Asimismo, ha anunciado que está en fase de elaboración un nuevo informe de Cáritas de toda España que recogerá datos diferenciadores por comunidades autónomas.