FORO LA REGIÓN

Carmen Pomar: ‘Muchos padres temen asumir que su hijo es muy inteligente'

La psicóloga explicó que las altas capacidades se confunden con otros trastornos como hiperactividad o falta de atención

Carmen Pomar: ‘Muchos padres temen asumir que su hijo es muy inteligente'

Presentada por Amalia María Muíños, presidenta de la Asociación de niños con altas capacidades de Ourense, la psicóloga Carmen María Pomar fue descubriendo a los asistentes al Foro La Región todo lo concerniente a las altas capacidades de tres en tres:

"Es el número mágico de este tema, todo son triángulos" explicó Pomar al comienzo de su charla. Esta experta en niños con altas capacidades inició su ponencia explicando dónde se encuentra este tema: en la teoría, la investigación y la práctica, y cuáles son los procesos iniciales a seguir: la definición, la identificación y la intervención.

"El diagnóstico no puede ser un fin en sí mismo, sino el comienzo para la intervención. Me encuentro con muchos padres que tienen miedo de asumir que sus hijos son muy inteligentes, por temor a que se les considere prepotentes, pero nadie va al médico y tras recibir un diagnóstico, por ejemplo de una neumonía, dice ¡ah!, pues ya voy para casa tranquilo, porque sé lo que tengo", señaló la ponente.

A lo largo de su intervención, y siempre agrupando los términos de tres en tres, Carmen María Pomar insistió en dejar claros varios conceptos: "A veces se confunde al niño con altas capacidades con un niño hiperactivo o con el déficit de atención. Esto sucede porque como capta rápidamente la explicación en clase, o se aburre y tiende a mirar hacia el techo, o el aburrimiento le hace no estarse quieto. No olvidemos que los niños no tienen aún el autocontrol de los mayores, para disimular cuando algo les aburre".

Abordó también la causística de perfil cognitivo, dividiendo entre talento, precocidad y superdotado. "El talento supone que se destaca en algún área o en varias, pero no en todo. La precocidad se sitúa entre los 0 y los 6 años, es cuando vemos que van adelantados a los demás. El superdotado es brillante en todo", explicó Carmen María Pomar. Añadió que "las variables que marcan este perfil cognitivo es una inteligencia superior a la media, que tampoco tiene que ser mucho; una persistencia en la tarea, y un alto nivel de creatividad. Tienen que darse los tres ingredientes". La conferenciante también explicó el perfil motivacional de estos niños: "Tienen que tener una motivación, una percepción ambiental adecuada, aquí se da mucho tanto en los niños como en los adultos el miedo al éxito, porque supone más presión, como el miedo al fracaso, que es el que deja todo para otro día, y confiar y creer en los potenciales que uno tiene, la autoeficacia".