CINE

A Esmorga llega a Madrid

Después de haber sido estrenada en el Festival de Cine de Ourense en noviembre, el próximo 8 de mayo celebra su puesta de largo en la capital de España, además de en Cataluña y Euskadi

A Esmorga, en Madrid.
A Esmorga, en Madrid.
A Esmorga llega a Madrid

El cineasta director Ignacio Vilar ha roto con la constante de su trayectoria cinematográfica para hacer realidad el deseo que había permanecido latente en su mente desde niño: llevar a la gran pantalla la novela 'A esmorga' (1959), del escritor gallego Eduardo Blanco Amor, y rescatar así a este autor, cuya obra fue leída por muchos en la clandestinidad.

Después de haber sido estrenada en el Festival de Cine de Ourense el pasado mes de noviembre, el próximo 8 de mayo celebrará su puesta de largo en el resto de España, con proyecciones inicialmente previstas en cines de Madrid, Euskadi y Cataluña.

Según ha destacado el cineasta este jueves durante la presentación en Madrid de esta película, la terna actoral protagonizada por Miguel de Lira, Antonio Durán 'Morris' y Karra Elejalde y capitaneada por el actor vasco, además de ser una de las mayores virtudes de esta cinta fue también la mayor preocupación para el director y le llevó más de tres meses.

Finalmente, ha recordado la actuación de Elejalde en 'La madre muerta', de Juanma Bajo Ulloa, y recurrió a ese equilibrio entre la "brutalidad" y la conmoción, "como si fuera una niña". La película fue grabada en un gallego de los años 50 que no supuso ningún problema para el intérprete vitoriano, quien superó la prueba "con creces", según el director.

La película narra las 24 horas en la vida de tres compañeros de juerga que a su paso dejan un gran rastro de destrucción y de sexo reprimido, al tiempo que avanzan hacia un lugar de perdición, con la que el escritor manifiesta su exilio y su lucha contra la adversidad.

El director ha recordado que a Blanco Amor le acompañaron los mismos estigmas que a Federico García Lorca y a pesar de su orientación homosexual, dejó escrito que uno de estos compañeros no tuviera un componente afeminado. "Tenía claro que no podía expresar su sentimiento", ha dicho el actor Antonio Durán 'Morris' respecto a su personaje. Sin embargo, ha señalado que esta cinta fue incluida en Zinegoak, el Festival de Cine Gay de Bilbao, lo que a su juicio significa que "algo se ha hecho bien".

Elejalde ha señalado que tenían "miedo" de ser "sutiles y contenidos" y ha señalado que les llevó 15 días de pelea acerca de lo que creían que tenía que expresarse. Según ha bromeado el actor, quien ha asegurado que fue la película "más jodida de su vida". "Llovía 12 horas seguidas al día, sin cambios de topa, el agua cae muy fría y no puedes ni vocalizar, pero es una película muy agradecida", ha destacado.

"FIEL A NADA, FIEL A TODO"

En cuanto a la adaptación de este libro, el director ha señalado que ha intentado ser "lo más fiel" posible a esta historia que, como ha recordado Elejalde para aquellos que no la hayan leído, es un juicio en el la intervención del juez se oculta bajo puntos suspensivos. Por ello, ha recalcado que "no se es fiel en nada para ser fiel en todo".

Además, Vilar ha señalado que otro desafío era presentar una película que iba a ser comparada con las miles de películas que cada lector de este clásico tiene en su cabeza.

Quizás el estreno solo en Galicia el pasado mes de noviembre hizo que esta película pasara desapercibida en el resto de España e incluso entre los académicos que votaron en los Premios Goya, en los que contaba con una nominación a mejor guion adaptado. En este sentido, el coguionista de la cinta Carlos Asorey, también académico, ha señalado que quienes votan no lo hacen si la cinta no está en los cines, por lo que "molestarse en verla ya es un mérito".

Además de ser la primera película en este idioma que aspira a el premio más importante del cine español en el apartado de guión adaptado, ha tenido el honor de ser la primera película rodada en gallego que compra TVE, según ha señalado el director.

'A esmorga' es un hito de la narrativa gallega del siglo XX. Fue publicada en 1959 y el autor la tradujo al castellano bajo el título de 'La parranda'. Fue editada en Buenos Aires en 1960, y la censura franquista la modificó en 1973, unos fragmentos que han sido restaurados para la edición que publica ahora la editorial Mar Maior.