REPORTAJE

Historias para envejecer mejor

Doce residencias de la Fundación San Rosendo se incorporan al Banco de Lembranzas, una iniciativa que promueve el envejecimiento activo en la que ya participan ocho centros sumando 111 historias de vida de usuarios

Roberto Fernández, con un grupo de directoras y educadoras de las residencias de la Fundación San Rosendo, en Laias. (M. ATRIO)
Roberto Fernández, con un grupo de directoras y educadoras de las residencias de la Fundación San Rosendo, en Laias. (M. ATRIO)
Historias para envejecer mejor

El balneario de Laias acogió ayer una jornada formativa para 34 directoras y educadoras sociales de las residencias de la Fundación San Rosendo implicadas en el primer Banco de Lembranzas de Galicia, una iniciativa que se enmarca dentro del Proyecto Experiencia Activa, en colaboración con el diario La Región.

 

 

El artífice de esta iniciativa, el médico de familia Roberto Fernández, destaca que los objetivos a corto plazo son promover un envejecimiento activo y mejorar la atención a personas con deterioro cognitivo mediante entrevistas personales. "Este proxecto xorde no 2013 da observación de que as personas maiores lles gusta contar a súa vida. Nesas cousas que nos contan están moitas das claves que nos permiten mellorar a súa calidade de vida", explica. Además, destaca la variedad de historias que relatan los usuarios. "Son historias moi ricas e variadas, de privación, de emigración, de dureza laboral, pero tamén vivencias felices de ver medrar os fillos", enumera.

En la actualidad, el banco cuenta con 111 historias de vida de usuarios de las residencias ourensanas Santa Marta, Divino Maestro, Os Gozos, La Esperanza, Nuestra Señora del Socorro, Nuestra Señora del Mundil, Nuestra Señora de las Nieves y Nuestra Señora de la Salud. Sin embargo, su objetivo es ampliar este fondo documental. "Queremos que quede a súa histoira grabada para entregar aos seus familiares e xerar un fondo documental amplio que serva para investigadores en datas vindeiras", puntualiza Roberto Fernández. Para ello, se incorporaron doce centros más de toda Galicia. En la provincia de Ourense, se unen las residencias de A Saleta de Cea, Santa Mariña de Augas Santas de Allariz, Nuestra Señora de Fátima de A Rúa, Santa Mariña de Xinzo, Santiago Apóstol de Vilamarín y Casa Grande de Maside.

En Pontevedra, se incorporan las residencias FSR-El Rocío de Vigo y Virxe das Dores de Forcarei. Ya en Lugo, se suman los centros de O Incio, San Vitorio de Baralla y la residencia Taboada. Por la provincia de A Coruña, también se une la residencia San José de Arzúa.

img_3416SQueti Pérez Martínez: "Coñecer ao usuario permítenos darlle un trato máis directo e persoal"

Nueve de los 58 usuarios de la residencia Nuestra Señora de la Salud de A Peroxa participan en el Banco de Lembranzas desde hace un año. "Desfrutaron e sentíronse escoitados. Contan todo tipo de anécdotas", reconoce su directora, Queti Pérez.

¿Cuáles son las ventajas de formar parte del Banco de Lembranzas?

Por un lado, dan vida ao centro porque os usuarios amósanse moi interesados. Apórtanos un coñecemento maior de cada persoa para darlle un trato máis directo e persoal. 

¿Recomienda esta iniciativa?

Por suposto xa que facilita o coñecemento de cada persoa así como o traballo a tódolos profesionais do centro. Coñeces a persoa en tódolos ámbitos que che deixa entrar. No noso caso, as familias tamén colaboraron.

Además del banco, ¿qué otro tipo de actividades realizan en la residencia?

Os usuarios fan todo tipo de actividades ca educadora como exercicios de cálculo e manualidades. Tamén, concursos de bingo e estamos introducindo o parchís. 

19.06.17.LAIAS.ACTO FUNDACION SAN ROSENDO.Mariló Felices: "Es una oportunidad para recuperar las historias de vida de nuestros mayores"

La residencia de O Incio, en Lugo, es uno de los 12 centros que se acaba de incorporar al Banco de Lembranzas de la Fundación San Rosendo. "Estamos muy ilusionados ya que es una oportunidad de recuperar y mantener vivas las historias de vida de nuestros mayores", afirma su directora, Mariló Felices.

¿Qué tipo de historias espera escuchar?

De todo tipo, porque a pesar de ser una zona rural, tendremos historias donde nos contarán en qué condiciones vivían, lo duramente que trabajaron y lo que lucharon para sacar a sus familias adelante. También, tenemos una cantidad importante de usuarios que son de la zona y emigraron a ciudadades como Bilbao o Barcelona, donde pasaron gran parte de su vida.

¿Cree que conocer en profundidad a los usuarios facilitará posteriormente su cuidado?

Por su puesto que va a mejorar su atención, sobre todo en personas con deterioro cognitivo ya que nos permitirá comprender mejor su comportamiento. Además, les ayudará a que su pérdida de memoria sea más lenta.