INCENDIOS FORESTALES

Un incendio se reactiva y expande por O Xurés

Originado en Portugal, afectaba ayer a montes de varias parroquias de Entrimo 

El incendio afectó ayer a monte raso y arbolado entre Queguas y Venceáns, en Entrimo.
El incendio afectó ayer a monte raso y arbolado entre Queguas y Venceáns, en Entrimo.
Un incendio se reactiva y expande por O Xurés

El incendio sofocado en la noche del pasado sábado en Venceáns (Entrimo) se reactivó pasadas las cinco de la tarde de ayer, propagándose con rapidez por una zona de monte raso y arbolado. El fuego permanecía activo a las 22,00 horas después de calcinar 19 hectáreas de superficie, todas ellas dentro del parque natural de Baixa Limia-Serra do Xurés. A esto hay que sumarle la superficie calcinada el pasado sábado que, según Medio Rural, es de 20 hectáreas.

 

 

El municipio de Entrimo está siendo especialmente castigado durante este mes por los incendios, dado que el pasado día 13 ya registró otro en los alrededores de Pereira, que afectó a 35 hectáreas.

En ambos casos, el fuego comenzó en territorio de Portugal y se propagó con rapidez a los montes de Entrimo cercanos a la frontera. El alcalde, Ramón Alonso, recordaba ayer que todos los inviernos son habituales este tipo de fuegos que en su mayor parte son provocados para regenerar pasto para el ganado, mayoritariamente vacuno, que pasta libre por la sierra.

En el fuego que se reactivó ayer trabajan dos helicópteros, cinco brigadas forestales y seis coches motobomba. Los medios aéreos se retiraban sobre las ocho y media de la tarde, mientras los efectivos terrestres intentaban controlar las llamas, que a esa hora alcanzaban un frente de más de 400 metros de longitud a lo largo de una ladera

CALVOS DE RANDÍN

Otro fuego originado en Portugal amenazaba en la tarde de ayer con propagarse a los montes de Calvos de Randín y Muíños. Las llamas se declararon a media mañana entre Tourem y Pitoes (Montalegre) en una zona muy próxima a la frontera con la provincia.

iNVESTIGADO POR UN DELITO DE INCENDIO TRAS UNA QUEMA

La Guardia Civil tomó declaración a un vecino de Casardomato (Lobios) en calidad de investigado por un delito de incendio forestal. El fuego se originó el pasado día 17 y afectó a dos hectáreas de monte arbolado en los alrededores de la citada localidad. Al parecer, el investigado realizó una quema de rastrojos  (tenía autorización) pero el fuego se propagó al monte arbolado.