LA AUTOVÍA FUE INAUGURADA POR EL MINISTRO DE FOMENTO, JOSÉ BLANCO, Y SU HOMÓLOGO LUSO, ANTONIO MENDONÇA, PARA QUIENES LA VÍA DE ALTA CAPACIDAD 'ES UNA PUERTA DE ENTRADA AL MERCADO DE EUROPA'

La nueva A-75 sitúa a Verín a menos de 70 minutos de Oporto

La red de carreteras ourensanas tiene desde ayer 12,7 kilómetros más de autovía. El ministro de Fomento, José Blanco, y su homólogo portugués, Antonio Mendonça, pusieron en servicio la autovía A-75, que enlaza la autovía Rías Baixas, en Verín, con la A-24 portuguesa en Feces de Abaixo.
La nueva A-75 sitúa a Verín a menos de 70 minutos de Oporto
La apertura del vial sitúa a Verín a poco más de una hora de viaje de la ciudad portuguesa de Oporto. Es más, con la puesta en servicio de la A-75 todas las ciudades gallegas, exceptuando Lugo, quedan conectadas por autovía con las portuguesas de Vila Real, Guimaraës, Viana do Castelo, Fafe, Oporto y Viseu. 'Toda la eurorregión queda conectada por autovía a la red de carreteras europeas', aseguró el Antonio Mendonça durante su intervención.

La A-75 finaliza en el puente internacional sobre el río Pequeno, en Feces de Abaixo, justo donde comienza la autovía portuguesa que remata en Figueira da Foz. En total, son 278 kilómetros de vial libres de peaje, desde el que los conductores pueden acceder a la A-7 (Vila Pouca de Aguiar) y la A-4 (Lamego) y llegar hasta Oporto. Estas dos últimos vías sí son de peaje.

La recién estrenada A-75, junto con la A-24 lusa, según el ministro de Fomento, José Blanco, contribuirán al desarrollo económico del norte de Portugal y de la provincia de Ourense. 'Esta autovía es una puerta de entrada a Europa', aseguró, recalcando que en la actualidad el paso fronterizo de Feces de Abaixo es el cuarto dentro las carreteras entre España y Portugal en tráfico de vehículos. 'Son muchos los viajeros que cada año circulan por esta zona, pero la apertura de la autovía será un acicate para el tráfico de mercancías', afirmó José Blanco.

La inauguración comenzó a las 10.45 horas con la proyección de un vídeo sobre la construcción de la autovía portuguesa, que se inició en el 2000 y fue abierta a la circulación el 24 de junio del 2007. En el vídeo apareció el primer ministro, José Sócrates, explicando que los conductores tardaban tres horas y media en llegar desde Chaves a Figueira da Foz. 'Ahora, con la autovía no tardan más de hora y media'. El acto inaugural se llevó a cabo en Mandín (Verín), donde Antonio Mendonça y José Blanco, descubrieron un monolito, en el que se podía leer 'Autovía Verín-Frontera portuguesa'.

A la apertura se sumó el conselleiro de Medio Ambiente, Agustín Hernández, los parlamentarios Alberto Fidalgo y Celso Delgado, los alcaldes de Monterrei y de la zona portuguesa de Tras-Os-Montes, además de numerosos cargos del PP y PSOE y de los partidos políticos lusos PSD y PS.

Las autoridades recorrieron en autobús los 12,7 kilómetros del nuevo vial, en ambos sentidos, haciendo una parada en el puente internacional de Feces, donde cortaron la cinta inaugural y recorrieron a pie unos 20 metros a lo largo de la autovía portuguesa.

Acto seguido, la nueva autovía fue abierta a la circulación, lo que provocó que muchos conductores se desplazaran hasta Vilaverde da Raia para figurar entre los primeros en estrenarla. Las autoridades coincidieron en que la puesta en servicio de la autovía, la segunda entre Galicia y Portugal, servirá para acercar aún más el norte del país vecino a Ourense y viceversa. José Blanco y Antonio Mendonça se comprometieron a trabajar de forma conjunta en proyectos como el de la alta velocidad. 'Ahora que las cosas van mal económicamente debemos estar más juntos que nunca para salir adelante', recalcó José Blanco.