SOCIEDAD

Nuevas amistades a los 80

Los mayores de las residencias San Martiño de Luintra y Nuestra Señora de las Nieves, ambas pertenecientes a la Fundación San Rosendo, compartieron una jornada de convivencia con comida y fiesta familiar.

Nuevas amistades a los 80

Los usuarios de la residencia San Martiño de Luintra, en el concello de Nogueira de Ramuín, recibieron la visita de los mayores de Nuestra Señora de las Nieves de Maceda para compartir un día de encuentro y convivencia. Ambos centros son gestionados por la Fundación San Rosendo. 

Los usuarios, 82 en total, tuvieron la oportunidad de participar en una mesa redonda para contar sus experiencias de vida acompañados de los trabajadores de ambos centros. El objetivo de la actividad es facilitar el acercamiento y socialización de las personas mayores "para que se relacionen compartindo entre eles os seus gustos e intereses nunha xornada diferente ao habitual", explicó Rita Rodríguez, directora de la residencia de San Martiño desde su inauguración en el año 1999.

Su experiencia en la emigración o la labranza fue el hilo conductor de la charla, que se completó con una comida en familia. Los usuarios degustaron en las instalaciones de un exquisito menú a base de empanada, carne asada con patatas, un poste especial y, por supuesto, un buen vino. La convivencia se prolongó durante la tarde con una fiesta a cargo de la charanga de Trives que se encargó de amenizar la jornada con su repertorio musical para que los mayores se animaran a echar un baile. 

Este tipo de actividades que fomentan la socialización son fundamentales en el proceso de envejecimiento activo de los mayores. Les permiten establecer relaciones interpersonales previniendo el aislamiento social al mismo tiempo que mejoran su bienestar físico y emocional. Por eso, los trabajadores de la residencia organizan actividades a lo largo del año con este mismo sentido como excursiones o elaboración de murales según la estación del año.

Además, un grupo de usuarios  de la residencia San Martiño participan todos los miércoles en un taller de informática ubicado a escasos metros del recinto, en la Fundación Ferama. Allí aprenden a manejar el ordenador y programas informáticos con los que se entretienen. Dicen estar entusiasmados al comprobar que pueden familiarizarse con las nuevas tecnologías a pesar de la edad. "Os que van están encantados. Non faltan á cita nunca", destacó la directora, 

La celebración de la jornada de convivencia se enmarca dentro del proyecto Experiencia activa, una iniciativa de envejecimiento activo puesta en marcha por la Fundación San Rosendo y que cuenta con el apoyo del diario La Región y del grupo Inditex.