Sande reivindica sus 'bonitas' de Entroido

Un sombrero de madera con plumas de gallinas, una máscara de alambre pintada, camisa blanca con corbata roja, dos mantones de manila muy floreados cruzados, pantalón blanco, falda de flores y flecos, zapatos negros, polainas negras de cuero con cascabeles y, en la mano, un látigo de vimbio. Así son las 'bonitas', una singular máscara del Entroido ourensano, concretamente de tierras de Sande en el ayuntamiento de Cartelle, que con su participación en el 'III Encontro de teatro popular do Eixo Atlántico' de Viana do Castelo demostraba que hay vida más allá del triángulo máxico Laza-Verín-Xinzo.
Sande reivindica sus 'bonitas' de Entroido
El evento, en el que participaron agrupaciones de los dos lados de la 'raia', combinaba los coloquios con las exposiciones, representaciones teatrales y animaciones populares, para revalorizar e incentivar el patrimonio y la cultura popular del territorio transfronterizo. 'Este es el segundo año que vamos y, para nosotros, es una forma de darnos a conocer fuera de la provincia', reconoce Antonio Sousa, integrante de la Asociación de Veciños Castelo de Sande, que vela por la difusión y puesta en valor de este personaje típico del Entroido provincial.

Sobre su origen, dicen los vecinos que la máscara data de los años posteriores a la guerra de Filipinas (1898), 'por eso el nombre de 'Bonitas', por vestir mantones y pañoletas traídos precisamente de Filipinas', añade Sousa. Pero las 'bonitas' no son las únicas máscaras del Entroido de Sande. Hace años que la asociación de vecinos recuperó la Vaca y el Oso, los otros protagonistas del carnaval local. Todos juntos conforman una singular representación del rural gallego y, como tal, desfilan por los carnavales de toda Galicia: Verín, Ribadavia, Sober,... pero, sobre todo Sande.

Su día grande es el martes de Entroido con el gran desfile matutino por las calles del pueblo y, tras la comida, baile en la plaza, lectura del sermón y la tradicional salida de la vaca. La 'queima do meco' marca el punto y final a la jornada festiva.