ENTREVISTA

Víctor López-Rúa: "Separarse de Valle-Inclán sería alejarse de la obra de un genio"

Hoy, a las 19,30 horas, el centro cultural Marcos Valcárcel acogerá la presentación del clásico del escritor de Vilanova de Arousa, editada por Luis Alberto de Cuenca

Víctor López-Rúa: "Separarse de Valle-Inclán sería alejarse de la obra de un genio"

Las "Sonatas" de Ramón del Valle-Inclán se definen, aún a día de hoy, como políticamente incorrectas. Acaba de salir a la luz la primera edición ilustrada y en un único volumen de las cuatro novelas cortas que narran las memorias del marqués de Bradomín. El artista plástico Víctor López-Rúa ha sido el encargado de ilustrar los textos. Hoy, a las 19,30 horas, el centro cultural Marcos Valcárcel acogerá la presentación del clásico del escritor de Vilanova de Arousa, editada por Luis Alberto de Cuenca. 

¿Qué fue lo más complicado de plasmar en el universo de Valle-Inclán?

Ha sido un proceso arduo en el que lo más difícil ha sido centrarme en cada período histórico. Valle-Inclán sólo nos da pistas tangenciales de en qué momento estamos. 

¿Hay algún aspecto de la obra al que tuviese que prestar especial atención?

Lo que más tiempo me ha llevado ha sido reunir toda la documentación y conseguir hacer que fuese coherente con la expresión artística de cada ilustración. Hay que tener en cuenta que en el siglo XIX la moda va cambiando, exactamente igual que ahora, y en cada época hay unas vestimentas y un entorno de mobiliario diferente que han requerido un estudio muy profundo. Lo mismo ocurre con los paisajes, puesto que Valle Inclán cambia mucho de entorno.

¿Por qué decidió ceñirse de un modo tan estricto a lo que Valle-Inclán quería contar?

Separarse de la obra de Valle-Inclán es querer separarse de la obra de un genio, lo cual es imposible. Hay que tener en cuenta que no se trata de poesía, sino de novela histórica, es más, de una de las obras maestras de las letras españolas. Por tanto, hay que encontrar el punto medio entre la expresión artística de uno y lo que Valle-Inclán intenta expresar en cada episodio.

¿Qué estilo ha empleado en las ilustraciones?

Es esencialmente realista, pero no deja de lado todo lo surreal y metafísico que hay en mi obra. He trasladado mis cuadros a la obra de Valle-Inclán en varias de las ilustraciones.

¿Un detalle de la obra que destaque por su complicación?

La misión de un artista es situarse dentro de las complicaciones, si uno se dedica a hacer cosas que ya tiene más que masticadas la expresión artística no va a convencer al espectador Hay una escena hacia el final de la obra que es la amputación del brazo del marqués de Bradomín para la que tuve que sumergirme en lo que es toda la tecnología de la amputación en el siglo XIX.