Un estudio avala la presencia judía en Monforte de Lemos

La existencia de una importante población judía durante la Edad Media en Monforte pasó inadvertida durante siglos, hasta que hace diez años un estudioso de la historia del municipio, Felipe Aira, hizo un intenso y completo estudio sobre la presencia de hebreos en la ciudad.
Un estudio avala la presencia judía en Monforte de Lemos
Con la documentación completada se pudo confirmar que hubo una destacada comunidad, casi comparable a la que habitó en Ribadavia (Ourense). ‘De todos modos el estudio está inconcluso, pues sigo investigando en los ratos libres, lo que me ha permitido encontrar nuevos datos, sobre esta parte de nuestra historia’, explicó Felipe Aira, que sostiene en su estudio que un documento importante para avalar la existencia de judíos en Galicia, y en concreto en Monforte, hace referencia al pago de las aljarnas de judíos a la Corona de Castilla.

Ello sirvió para integrarse en la Red de Juderías de España, Caminos de Sefarad (así denominaban los hebreos en su lengua a España) e intentar explotar este recurso desde el punto de vista turístico. El periodo en el que se trabajó más en este aspecto fue el comprendido entre los años 2001 y 2003.

Se organizaron diversas exposiciones, se mantuvieron contactos con destacados miembros de la actual comunidad sefardí y hasta se tuvieron relaciones de colaboración desde el punto de vista cultural con la Embajada de Israel. Estas actividades desaparecieron, manteniéndose únicamente la Feria Medieval, que este año llegó a su séptima edición, en las calles del burgo medieval, zona de ámbito judío, recientemente celebrada.

Y es que los hebreos de Monforte de Lemos no tuvieron una zona concreta de concentración. Su lugar de emplazamiento respondía al modelo de otras ciudades. Se ubicaban en torno a las puertas de la villa y en la plazas del mercado.

Según el estudioso Felipe Aira, hay que descartar la afirmación de que la judería monfortina se encontraba en la actual rúa Abelardo Baanante, conocido popularmente como A Calexa.

Aira señala que efectivamente existieron viviendas de semitas en esta vía, pero, al mismo tiempo, residían en otras calles monfortinas. El gobierno monfortino se ha volcado en la puesta en valor de estas calles que conforman el antiguo burgo medieval, así como en adscribirse a programas que tienen como objetivo la restauración de casas en la zona, en el entorno del monte de San Vicente del Pino.

Todo ello, según señaló el alcalde, Severino Rodríguez, tiene ‘como fin impedir la despoblación de esas vías y obtener un mayor rendimiento turístico’.

Los primeros pasos ya se han dado, además de instalarse a finales del pasado año carteles para que los visitantes sepan que pasean por calles que en otro tiempo estuvieron llenas de vida y en las que vivió una importante comunidad semita.

Los hebreos dejaron numerosas huellas en Monforte, como la presencia del sello de Salomón o estrella de cinco puntas en la parte más antigua de la Torre del Homenaje, construida en el siglo XIV.