La asociación del Camiño de Inverno busca alojamientos

La falta de albergues lleva al colectivo de Asunción Arias a habilitar soluciones con los hosteleros

Asunción Arias, a la derecha de la imagen, en un puesto que la asociación montó en el Mercado de Nadal rues.
Asunción Arias, a la derecha de la imagen, en un puesto que la asociación montó en el Mercado de Nadal rues.
La asociación del Camiño de Inverno busca alojamientos

Las carencias en materia de alojamientos que plantea el Camiño de Inverno llevó a la Asociación de Amigos do Camiño de Santiago por Valdeorras -también llamada Amigos do Camiño de Inverno-, a programar una serie de reuniones con los empresarios. La escasez de albergues existente en un itinerario de 235 kilómetros de longitud se convierte en un serio problema, fundamentalmente a la hora de alojar a los peregrinos que llegan en grupo.

La voz de alarma la dio la presidenta de la asociación, Asunción Arias Arias, quien lamentó las precarias infraestructuras de la ruta. "Cando ven un grupo, se fala con varios establecementos para repartir aos seus integrantes. É un problema", dijo. Ante esta situación, en las próximas semanas, iniciará una serie de reuniones con los empresarios para buscar soluciones. "Se trata de que os peregrinos queden na zona", añadió. En este sentido, explicó que los grupos numerosos suelen ser alojados en polideportivos, a falta de otros lugares más adecuados.

Este problema se da en una ruta de peregrinación que, además de discurrir por la comarca de Valdeorras, es cada vez más utilizada. Sin ir más lejos, la presidenta de Amigos do Camiño de Inverno adelantó que, a la espera de conocer las estimaciones de diciembre, las previsiones sitúan en torno a 5.000 el número de peregrinos que recorrió esta ruta en 2017. Según sus mismos cálculos, en 2016 este total se quedó en 4.500, lo que supone un aumento superior al 11 %.

Estimaciones del colectivo

El colectivo prefiere hablar más de estimaciones que de los datos que ofrece la Oficina del Peregrino, de Santiago de Compostela. Según esta, de las 298.143 personas que recorrieron esta ruta entre enero y noviembre, solo 416 eligieron la alternativa que incluye Valdeorras. Asunción Arias tiene apuntado que buena parte de los que eligen el Camiño de Inverno son anotados en el Camiño Francés, debido a que ambos acceden a Galicia desde Ponferrada. "Por este Camiño ven xente que fixo moitas rutas", explicó la portavoz del colectivo, Asunción Arias. Añadió que, de todos los peregrinos que usaron este itinerario para ir a Santiago, solo conoce cinco que lo eligiesen en su primera peregrinación. "O resto fixo moitos camiños antes de vir por este", explicó. Esta situación se da en los viajes individuales, pues en el caso de los grupos que pasan por Valdeorras, sí suelen darse casos de personas que es la primera vez que peregrinan a Compostela.

El problema de la falta de albergues no es el único que preocupa a la asociación, también está el peligro que corren quienes pasan por el tramo de la N-536, localizado entre los límites de Vilamartín y A Rúa. Aquí, el Concello rues estudia alternativas para evitar que los peregrinos deban caminar por la calzada.