OBRAS

El Gobierno autoriza licitar la circunvalación de O Barco

El enlace con la N-120 fue diseñado para "alojar el paso de la sección de la futura autovía A-76"

El alcalde, Alfredo García, en un puente sobre la N-120, cerca del acceso a la circunvalación.
El alcalde, Alfredo García, en un puente sobre la N-120, cerca del acceso a la circunvalación.
El Gobierno autoriza licitar la circunvalación de O Barco

El Consejo de Ministros que este viernes presidió Pedro Sánchez en una convulsa Barcelona finalizó con una buena noticia para Valdeorras: el Gobierno central autorizó al Ministerio de Fomento para que licite la construcción de la carretera que comunicará la N-536 con la N-120, también denominada circunvalación de O Barco. La obra tiene un presupuesto de 63.640.276 euros.

Esta buena noticia dejó entrever un segundo anuncio de interés para Valdeorras y también para el Bierzo y la comarca lucense de Lemos. El Gobierno central dio luz verde a un proyecto que contempla dos nudos, uno de los cuales, próximo al actual acceso a la N-120 desde O Barco, "ha sido diseñado y previsto para alojar el paso de la sección de la futura autovía A-76: Ponferrada-Ourense", según el Gobierno. Esta alusión a la deseada autovía parece indicar que su construcción también entra en los planes del Ministerio de Fomento, una circunstancia que ya comenzó a ponerse en duda en la comarca valdeorresa.


El otro nudo, ubicado en el kilómetro 45 de la N-536, consiste en una intersección que estará "dotada de carriles centrales de espera y cambio de velocidad"


La construcción de la circunvalación barquense busca un objetivo principal: "Dotar de una conexión rápida y segura a las carreteras N-536 y N-120, en las próximidades de O Barco de Valdeorras, que sirva además como variante de población para evitar el frecuente paso de los camiones de pizarra de las canteras próximas y resto de vehículos a través de su núcleo urbano".

La futura infraestructura tendrá una longitud de 5,6 kilómetros; comenzará en Sobradelo (Carballeda), en el kilómetro 41,5 de la N-536, justo en la intersección con la OU-122, y finalizará en el 453,4 de la N-120, ya en O Barco.

Consta de dos subtramos: el primero prevé la mejora de la N-536 desde Sobradelo. Con una longitud de 3,3 kilómetros, tendrá una sección transversal de 10 metros, compuesta por una calzada de 7 metros y arcenes de 1,50.

El segundo subtramo, de 2,3 kilómetros, abandona la N-536 para cruzar el río Sil mediante un viaducto, enlazando con la N-120 mediante otro viaducto sobre el arroyo Cigüeño y un túnel en el paraje de O Serro.


Una obra “que deixou de estar no caixón”


La luz verde para la licitación de la circunvalación de O Barco fue calificada como "unha gran noticia" por el alcalde de O Barco, Alfredo García Rodríguez. "Trátase da obra máis importante de todas as realizadas na comarca nos últimos 30 anos, tanto no que ten que ver coa forte inversión económica, como no que atinxe aos beneficios que esta obra aportará para O Barco e o resto da comarca".

El regidor resaltó la mejora que la nueva infraestructura supondrá para Valdeorras y el importante aporte económico que representará para la comarca durante el tiempo que dure su construcción, estimado en unos tres años.

Alfredo García resaltó la respuesta del Ejecutivo de Pedro Sánchez a las peticiones del Concello barquense, "para que esta obra deixase de estar no caixón no que quedou durante o goberno do PP e fose reactivada". Además, agradeció la gestión del delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada.

Las críticas contra el PP fueron rechazadas por el diputado Celso Delgado Arce. "Son declaraciones tristes, que no evidencian el nivel político exigible", dijo. En todo caso, mostró su "alegría y satisfacción" por el anuncio, "especialmente, por Valdeorras", y recordó que la licitación "va con cargo a los presupuestos del anterior Gobierno popular".