VALDEORRAS

Manzaneda reparará durante este año su muralla medieval

Los dos proyectos en los que trabaja el Concello supondrán una inversión de 97.000 euros

La Dirección Xeral de Patrimonio redactó el proyecto de rehabilitación de la Porta Falsa
La Dirección Xeral de Patrimonio redactó el proyecto de rehabilitación de la Porta Falsa
Manzaneda reparará durante este año su muralla medieval

Los vecinos de Manzaneda podrán observar, antes de final de año, cómo era la muralla medieval levantada en el siglo XII. Al menos, este es el objetivo que persigue su alcalde, el nacionalista David Rodríguez Estévez. El regidor anunció ayer que varios tramos de la construcción, algunos de los cuales están en ruinas, fueron presentados a los Planes Provinciales, que promueve la Diputación Provincial.

La Dirección Xeral de Patrimonio Cultural remitió al Concello el proyecto de rehabilitación de la Porta Falsa. Se vino abajo hace cuatro años y desde entonces se encuentra en un estado de total abandono. Su recuperación supondrá una inversión de aproximadamente 50.000 euros y el alcalde de Anova ya comenzó la búsqueda de financiación.

El proyecto, además de la reconstrucción del tramo de muralla, contempla la limpieza de la vegetación, instalación de varios puntos de luz y la colocación de una verja para cerrar la entrada.

Hay un segundo trabajo, que prevé recuperar el tramo de muralla comprendido entre la Porta da Vila y la Casa Consistorial. Fue redactado siguiendo las directrices del arquitecto técnico Luis Álvarez González y supondrá un desembolso de casi 47.000 euros, que el alcalde confía en conseguir de los Planes Provinciales.

Esta actuación incluye la limpieza y consolidación de la deteriorada construcción de piedra. Además, prevé construir un punto de interpretación histórica de la muralla, destinado a facilitar información a los visitantes.

Son varios los tramos de la muralla de Manzaneda que se encuentran en estado ruinoso. Su abandono permitió que algunos vecinos la aprovechasen para adosar a ella sus casas y cuadras. En la actualidad, aún pueden verse 150 de los 450 metros de longitud que tuvo inicialmente. Con un grosor de 5 metros en la base, la parte superior alcanza los 2,5. El monumento fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC) el 22 de abril de 1949. "De aquí a final de ano está lista", dijo el alcalde, David Rodríguez.