VALDEORRAS

Los agricultores se movilizan para pedir ayuda por la helada

Más de dos centenares de tractores salieron a la carretera en los municipios de Viana y A Gudiña

Los agricultores se movilizan para pedir ayuda por la helada

La carretera OU-533, que comunica Viana con A Gudiña, fue el escenario elegido para reclamar la ayuda de la Administración por los agricultores de esos dos concellos, junto con los de O Bolo, A Veiga, Vilariño de Conso y A Mezquita.  Una fila de tractores y todoterrenos partió de Viana hacia su encuentro con la que salió de A Gudiña para reunirse en el paraje de Augas Mansas, siempre bajo la atenta mirada de los agentes de la Guardia Civil de Tráfico. Durante la movilización, un buen número de establecimientos comerciales vianeses mostraron su solidaridad cerrando sus puertas.

Helada y sequía se conjugaron para secar castaños y nogales, arrasar las flores que alimentan a las colmenas y también el pasto que nutre al ganado.

"Hai pobos que perderon o 100% das castañas, os apicultores teñen que darlle de comer ás colmeas e os gandeiros van ter que comprar o centeo para alimentar os seus animais".María Páez, responsable comarcal de Unións Agrarias, definió con estos términos la situación creada por los meses de sequía -la Confederación Hidrográfica do Miño-Sil aún mantiene la situación de prealerta por sequía- y la helada que asoló el rural del oriente ourensano los días 27 y 28 de abril.

Varios concejales de Viana, al igual que el alcalde, mostraron su apoyo a la tractorada acudiendo al punto de salida. "É un desastre para Viana. Todo o mundo ten castiñeiros. É un complemento das explotacións, fundamental para a economía agraria", explicó el regidor, Secundino Fernández Fernández. Horas antes, el pleno había aprobado por unanimidad una propuesta de la Alcaldía mostrando su apoyo a los agricultores en su reivindicación y "establecer liñas de axuda para apoiar ás explotacións afectadas".

Otro de los puntos que aprobó la Corporación vianesa alude a la necesidad de valorar los daños registrados por las explotaciones. En estos momentos, nadie se atreve a aventurar estimaciones. La única valoración la ofreció Xosé Ramón González, responsable de Agricultura de Unións Agrarias. Comentó que los productores pudieron perder hasta un tercio de sus ingresos y, revisando la hemeroteca, explicó que hay que remontarse hasta 1941 para encontrar una helada capaz de causar daños similares a los de finales de abril.

Medio Rural aplicará medidas de apoyo

La conselleira do Medio Rural, Ángeles Vázquez, afirmó ayer que su departamento trabajará para establecer medidas de financiación y rebajas fiscales, destinadas a ayudar a paliar los daños registrados por los agricultores. También recordó la existencia de seguros agrarios subvencionados, pero insistió en la imposibilidad de subvencionar directamente a las explotaciones. "As organizacións agrarias teñen que ser consecuentes cos seus actos e que sexan quen de defender nun futuro as peticións que fan agora mesmo , como é o caso de certas axudas directas, que supoñen pagar por hectárea, cando saben que é totalmente inviable", afirmó.

A su vez, la coordinadora vianesa de Unións Agrarias, María Páez, aludió a las ayudas que Medio Rural concedió en 2016 a los viñedos dañados por el granizo en la Ribeira Sacra. "A Administración aínda non veu ata aquí", añadió. La movilización de ayer tendrá continuidad el próximo martes, 23 de mayo, en la ciudad de Ourense. La central sindical convocó para ese día a todos los sectores afectados por las condiciones meteorológicas adversas que se vinieron registrando en las últimas semanas, desde los viticultores de las DO ourensanas hasta los productores de castañas  y apicultores, entre otros colectivos.