PROVINCIA

A Veiga quiere recuperar la Casa das Pedriñas

La construcción, que recuerda la obra de Gaudí, lleva años abandonada

Imagen de la Casa das Pedriñas, situada en el municipio de A Veiga.
Imagen de la Casa das Pedriñas, situada en el municipio de A Veiga.
A Veiga quiere recuperar la Casa das Pedriñas

A Veiga quiere recuperar la Casa das Pedriñas. Así lo asegura el alcalde del municipio, Juan Anta, señalando que su nuevo equipo de gobierno localizará este año a los promotores del edificio  a efectos de buscar una forma de colaborar conjuntamente para no solo conservarla, sino también para conseguir una mayor repercusión turística. “Es un bien muy importante para el Concello de A Veiga y, por esa relevancia, tenemos la obligación de conservarla”, explicó el regidor.


La Casa das Pedriñas, también conocida como la Casa do Bailarín, se encuentra en el municipio de A Veiga, muy cerca del embalse de Prada. Esta construcción, que carece ahora mismo de señalización o reconocimiento alguno por parte de las autoridades del concello, es obra del pintor y escultor Daniel Mancebo, el conocido como "Gaudí de A Veiga", quien dedicaría 25 años de su vida para levantarla.


Su autor colocó la primera piedra en el año 1970, y se sirvió de todos los medios que tenía al alcance para su construcción. De esta forma, el visitante se topa con una casa recubierta de pequeñas y antojadizas piedras de colores, conchas, trozos de vidrios, botellas, etc., que realmente recuerdan al modernista estilo de Gaudí. Sin embargo, este homenaje que un día Daniel Mancebo le quiso rendir al arquitecto de la Sagrada Familia corre el riesgo de desaparecer debido a su gran deterioro y a los numerosos saqueos que ha sufrido en los últimos años. 


Los que conocieron a su autor, señalan que dedicó buena parte de su vida a la construcción de la casa. Muchos son también los años de reivindicaciones para que esta vivienda aparezca en las guías turísticas o un cartel anuncie su situación. Hasta ahora, quienes la han visitado ha sido gracias al boca a boca de los vecinos, que la consideran el emblema del pueblo.