A Limia

De Lodoselo al Vaticano

A Limia

Arte

De Lodoselo al Vaticano

El autor de la creación, Xavier Lemos Godoy.
photo_cameraEl autor de la creación, Xavier Lemos Godoy.
El retrato de un limiano, el arzobispo José Rodríguez Carballo, luce desde hace un tiempo en el Palacio de San Carlo, al lado de la residencia del Papa Francisco. Él mismo agradeció la creación a su autor, el vigués Xavier Lemos.

Ciudad del Vaticano. Basílica de San Pedro. Resulta difícil no conmoverse o dejar de admirar la riqueza artística y arquitectónica que rezuma cada esquina del conjunto. Desde hace muy poco tiempo, dos nuevas obras pueden ser contempladas por los millones de visitantes que se acercan hasta este lugar cada año. Se trata de dos retratos realizados por el pintor vigués Xavier Lemos Godoy, y protagonizados por el Papa Francisco y el arzobispo natural de Lodoselo, en Sarreaus, José Rodríguez Carballo, secretario de la Congregación para los Institutos de la Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica. Las dos se exhiben en dependencias vaticanas.

Fue el propio arzobispo de raíces limianas quien, a través de una misiva remitida la semana pasada a Vigo, agradeció ambas creaciones y dió razón de la localización a su autor. "El retrato del Papa Francisco está ubicado en el Palacio de las Congregaciones, situado en la Plaza de San Pedro, donde puede ser admirado por muchos de los que diariamente frecuentan dicho palacio", explica el religioso. "Mi retrato está expuesto en el Palacio de San Carlo, al lado mismo de la residencia del Papa", continúa, antes de especificar que ambos "están enmarcados con una moldura conforme a los criterios con los que han sido encuadrados otros retratos de papas y autoridades vaticanas". 

pint2_resultado

Xavier Lemos, hijo de pintor, estudió Bellas Artes en Argentina. Su fe cristiana y su admiración por la Iglesia, a la que siempre ha estado vinculada a nivel artístico, le ha llevado a realizar numerosas creaciones a lo largo de toda su vida, aunque estas dos últimas son las primeras que lucen en el Vaticano. "Empecé como dibujante publicitario, pero después ya me quedé como pintor. En Portugal, Alemania, Suiza o Italia he vendido muchas obras", explica. "A Juan Pablo II le hice varios retratos y también pinté las llaves del cielo, sin olvidar las iglesias de Vigo. Ahora mismo estoy pintando una colección completa de San Mateo", añade.

Xavier Lemos no conoce personalmente a José Rodríguez Carballo, pero éste se ha comprometido a visitarle en su regreso a Galicia. "El padre Casal, de la Iglesia de Los Franciscanos de Vigo, me encargó las obras. Estoy encantadísimo con el trabajo", asegura el pintor septuagenario. "Utilicé óleo y los cuadros tienen una dimensión de un metro por sesenta centímetros de ancho. En cada uno de ellos trabajé tres meses. Di varias manos para que quedaran perfectos", añade.

Más en A Limia