ELECCIONES

El PP revalida el gobierno y Celanova Decide entraría en la corporación

Los sondeos otorgan un concejal a la nueva formación política, que lo ganaría a costa de perderlo el BNG, mientras que el PSOE se mantendría

El PP revalida el gobierno y Celanova Decide entraría en la corporación

La corporación resultante del día 26 en Celanova sumaría un nuevo nombre, el de Celanova Decide, que entraría con un concejal. El sondeo realizado por Infortécnica para el diario La Región apunta a que el PP conseguiría revalidar su posición, otorgándole los mismos ocho concejales con los que cuenta actualmente. El principal cambio se registraría en las filas de la oposición, pues la entrada de Celanova Decide haría perder un escaño al BNG, que actualmente cuenta con tres ediles en sus filas. Al mismo tiempo, según los votantes encuestados, los socialistas mantendrían su actual representación consiguiendo sentar a dos de sus miembros en el pleno municipal. 

De convertirse en realidad el próximo domingo el resultado que arrojan las encuestas, sería un buen dato para José Luis Ferro, que afronta sus segundas elecciones después de haber tomado el testigo de Antonio Mouriño en 2012. En su primera comparecencia electoral, Ferro fue quien de aumentar un concejal, una ganancia que mantendría en esta ocasión, si bien se decantarían por él el 64,3% de los encuestados frente al 73,45% que lo hizo en la convocatoria electoral de 2015. 


Contrapartida


En contrapartida, los datos absolutos de este sondeo no resultarían tan favorables para los nacionalistas, pues la entrada de la nueva formación les restaría el tercer edil, que mantienen desde 2007. 

Con todo, casi la mitad de los vecinos encuestados todavía no han decidido a quién votar o prefieren mantener ocultas sus preferencias. A diferencia de lo que ocurre en otros municipios, el alto porcentaje de indecisos se alzaría como determinante para el resultado final. En este sentido, podría ocurrir que el número de personas que han preferido no pronunciarse haga descender un concejal al PP, que, en cualquier caso, seguiría en posesión de la mayoría absoluta para gobernar. 

Donde parece que podría provocar mayor variación es en la composición de la oposición, de modo que el BNG podría todavía conservar ese tercer escaño, no así los socialistas, que mantendrían invariable el resultado de dos asientos en la corporación. Paralelamente, en el mejor de los casos, Celanova Decide conseguiría introducir a dos miembros de su lista en el pleno municipal o bien no alcanzar el número de votos suficientes para conseguir representación. Sería, pues, esta nueva formación la que se vería más afectada por los votos de los indecisos, pues de ellos dependería su entrada en el Concello de Celanova.

En lo referente a votos en blanco o abstenciones, tan solo un 3,9% de los encuestados han manifestado claramente su intención de no ortogar su voto a ninguno de los partidos candidatos. Este porcentaje sería prácticamente el mismo que el registrado en los comicios de 2015 entre aquellos que votaron blanco o nulo; mientras que la abstención en las anteriores elecciones alcanzó el 26,55%.


Los vecinos otorgan un bien alto al regidor


En cuanto a la valoración de los vecinos sobre los líderes políticos que concurren a los comicios municipales en Celanova, el grado de conocimiento 

iría en paralelo a la aceptación ciudadana. Así, el actual alcalde, José Luis Ferro, ha sido el mejor valorado, consiguiendo una nota de 6,8 sobre 10 y un 83,3% de los encuestados afirmó conocerle. Llama la atención la segunda posición de este ránking, tanto a nivel de implantación como de aceptación en la sociedad celanovesa. Antonio Puga, el candidato de Celanova Decide, alcanzaría este segundo puesto, a pesar de que inicia su carrera política en estas eleciones. Cerca de un 70% de los vecinos que han participado en la encuesta conoce a Puga, que obtiene una puntuación del 6,4, muy próxima a la de Ferro. 

En tercer lugar estaría el portavoz del BNG, Leopoldo Rodríguez, conocido por el 64,2% de los participantes, que le han otorgado una nota de 5,9. Cerrando la lista, el recién estrenado candidato socialista, Julio Vázquez. Aunque su grado de conocimiento no llega a la mitad de la población, sí ha conseguido aprobar en cuanto a valoración. De hecho, ninguno de los políticos celanoveses ha recibido un suspenso medio por parte de sus votantes.