Deporte local

El Barco no se rinde

Deporte local

FÚTBOL

El Barco no se rinde

Los jugadores del Barco celebran uno de los goles ante el Choco (MIGUEL ÁNGEL).
photo_camera Los jugadores del Barco celebran uno de los goles ante el Choco en Calabagueiros (MIGUEL ÁNGEL)
La llegada del técnico Iván González fue el revulsivo que necesitaban los rojillos que vuelven a ganar luego de siete jornadas

El Barco derrotó al Choco por dos goles a cero e hizo bueno el dicho de a entrenador nuevo, victoria segura. Al menos esta vez se cumplió. Además, con estos tres puntos, mantiene viva la ilusión de intentar evitar los seis últimos puestos que pelearán por evitar el descenso, aunque dependerán de los resultados de otros partidos.

Y es que desde el primer minuto se pudo ver al nuevo Barco, que no se parecía en nada al que pasó por O Couto siete días antes. Lo más destacado fue el cambio de actitud y mentalidad del plantel rojillo que ofreció lucha, entrega, trabajo e ilusión a una poblada grada que le correspondía con sus ánimos.

La salida fue en tromba y en los primeros cinco minutos ya habían tenido dos ocasiones claras para abrir el marcador. En el minuto tres, un saque de esquina botado por Óscar Martín lo remató de cabeza Marc Vicente, pero el meta visitante Cortegoso evitó el tanto con una gran intervención. Y dos minutos más tarde, en un nuevo córner, esta vez con el lanzamiento de David Álvarez, el que remató fue el central Andrés Calvo, pero de nuevo se encontró con la buena parada del meta choqueiro.

El gol local se veía venir y no tardó mucho. Fue en el minuto 22 con protagonismo para el centrocampista David Álvarez. Fue gracias a una falta algo escorada que con ejecutó con precisión poniendo la pelota lejos del alcance del portero visitante.

El Choco, que demostró sobre Calabagueiros ser un buen equipo, no se amilanó y buscó la meta local. Fran Monroy no llegó por muy poco a una falta lanzada por el veterano Caloi y Martín Rafael probó fortuna con un disparo lejano que se le marchó fuera.

El partido estaba entretenido y el Barco buscaba un segundo gol que le diera tranquilidad. Pudo conseguirlo pasada la media hora, pero el defensa Iago Vázquez lo evitó al sacar una pelota que ya se colaba tras finalizar Ivi Vales una buena jugada por banda de Óscar Martín.

En la segunda parte, de nuevo salió muy enchufado el equipo de Iván González, que al minuto puso de nuevo a prueba al portero Cortegoso, que abortó una jugada que finalizó el berciano Ivi Vales.

Los locales le dejaron el dominio al Choco, aunque no pasaban por grandes apuros. Y menos cuando en el minuto 68 Antonio Vera se aprovechó de un error defensivo para poner un centro que Rodri Alonso, que llevaba unos minutos sobre el campo, sólo tuvo que empujar a la red. 2-0 y partido casi sentenciado para los barquenses.

De ahí al final, pese a que los de Redondela lo siguieron intentando, el meta local Iván Oviedo apenas pasó por apuros. Cierto que llevaban el control y dominio del juego, pero el equipo de Valdeorras, con una solidaridad que faltó en otros partidos, no dejó fisuras y mantuvo el resultado hasta el pitido final.

El Barco vuelve a ilusionarse, aunque sus opciones pasan por ganar en Atios y esperar a lo que ocurra en otros campos.

Te puede interesar