El Ourense CF no tiene vértigo

Facu Ballardo observa el desmarque del goleador Álex Gil, que mantiene al Ourense CF en lo más alto de la tabla.
photo_camera Facu Ballardo observa el desmarque del goleador Álex Gil, que mantiene al Ourense CF en lo más alto de la tabla.
Un rol del delantero Álex Gil le dio la victoria al equipo ourensano ante el Guijuelo y le mantiene como líder en solitario de la Segunda Federación

Este Ourense CF va muy en serio. En una mañana gélida, con cuatro grados de temperatura al comienzo del partido en el sintético de Oira, los de Rubén Domínguez ganaron por un tanto a cero al Guijuelo y mantuvieron con honor la primera plaza, además de dejarle claro a sus rivales que no va a ser nada fácil desbancar al conjunto de Rubén Domínguez de los puestos nobles, dónde se han colado como invitados inesperados. A mayores, los ourensanos sumaron su quinta victoria consecutiva y volvieron a demostrar que cada semana que pasa están más compenetrados, empiezan a jugar de memoria y tienen más control de los partidos en una temporada que tiene muy buena pinta.

Llegaba el Guijuelo, pero el guion de los ourensanos no se altera mucho sea quién sea el rival. Tras los primeros minutos de tanteo, empezaron a crear peligro los azulones. La primera ocasión fue en el minuto 8 para Amin, tras pase de Alberto Gil, que remató fuera tras ser arrollado por el meta Rabanillo. La segunda en el diez, otra vez para el goleador de los de Oira. Esta vez tras centro de Andrada que remató fuera. No tenía el día afinado de otros partidos, pero no siempre va a ser así.

Avisó el Guijuelo con un remate de Juan Antonio fuera y un disparo de Toti que se fue arriba. En medio, otro centro de Andrada que remató bien Alberto Gil, pero salvó un defensa a saque de esquina.

Minuto decisivo

Caminaba el partido hacia el descanso cuando llegó el minuto de oro para los de Oira. En una jugada en la banda derecha, el juez de línea avisó al árbitro de una agresión. El colegiado, sin dudar, señala falta y muestra la tarjeta roja al visitante Coque por agresión a Facu Ballardo. Era el minuto 44 y el partido cambió totalmente. Sobre todo porque tras el saque de esa falta y despeje de cabeza de la defensa visitante, Álex Gil, al borde del área, controló con la izquierda y disparó con la derecha un tiro raso y pegado a la cepa del poste para poner el 1-0 e irse a los vestuarios de la mejor manera posible.

En la segunda parte volvió a salir bien el equipo azulón. Y tuvo tres ocasiones muy claras para sentenciar, pero no acertó. En el 56, internada por banda izquierda de Amin que cede para Alberto Gil que remata solo, pero por encima del larguero. Esas no las suele perdonar el valenciano, pero esta vez no estuvo acertado. Dos minutos más tarde otra buena combinación local que finaliza con un buen disparo de Fidalgo, pero el meta Rabanillo evitó el tanto sacando un pie milagroso. Y en el 59, otro centro lateral que despeja la defensa salmantina y que aprovecha desde la frontal Andrada para chutar con la derecha, pero de nuevo aparece el meta visitante para salvar a los suyos.

Dice el dicho que cuando perdonas lo acabas pagando. Y a punto estuvieron. El Guijuelo se fue a la desesperada y cerca estuvo de marcar. La más clara fue para Xabi Domínguez en el 68. Ibra Dieng peinó un balón largo que lo dejó solo ante Marqueta, pero se le hizo de noche y entre el meta y un rápido Andrada evitaron el peligro. Y aún tuvo dos más. Otra vez Xabi en el 82, tras un buen regate con caño incluido, que se le fue fuera por poco y un remate de Ibra Dieng que paró Marqueta. No había más tiempo y la quinta victoria se quedó en casa para alegría de un equipo que alcanza los 30 puntos, a cuatro jornadas todavía para acabar la primera vuelta. 

Te puede interesar