TERCERA FEDERACIÓN

La UD Ourense se queda sin opciones de ascenso a 2ª RFEF (2-1)

Ares, jugador de la UD Ourense, le protesta al juez de línea ante la incredulidad de la afición rojilla que se desplazó a Barreiro. (Foto: Vicente Alonso)
photo_camera Ares, jugador de la UD Ourense, le protesta al juez de línea ante la incredulidad de la afición rojilla que se desplazó a Barreiro. (Foto: Vicente Alonso)

La UD Ourense perdió en Barreiro en un partido marcado por los errores defensivos y por un penalti no pitado en la última jugada de partido

No pudo ser. El ascenso a Segunda Federación se le resiste a la UD Ourense un año más, el segundo consecutivo. Necesitaba ganar en Barreiro ante el Gran Peña y solo lo tuvo en la mano durante catorce minutos, tras el gol de Lucas Puime, pero dos graves errores defensivos le condenaron a irse al descanso ya perdiendo 2-1 y apeló una vez más a la épica en el segundo tiempo donde pudo sentenciar el Gran Peña en varias ocasiones y solo en los minutos finales pudo empatar y forzar la prórroga, acabando el partido con un claro penalti no señalado al equipo rojillo que puso el punto y final a otro intento de ascenso fallido.

El revés del partido de ida en O Couto, desperdiciando una ventaja de dos goles influyó en el planteamiento inicial en Barreiro porque no se vio a un equipo presionando alto, también en parte porque se volvió a demostrar que físicamente los partidos se hacen muy largos para muchos jugadores, ni teniendo el control del juego a través de la posesión y dominio del medio campo, lo que provocó que el equipo se volviese más vulnerable de lo habitual en la época de Borja Fernández en el banquillo en parcela defensiva y con una producción ofensiva mucho menor de lo habitual. 

El Gran Peña daba sensación de peligro con su presión, pero las ocasiones más claras llegaron del lado ourensanista con un remate de Luismi tras triangulación ofensiva en área, un remate al palo de Champi desde la frontal y el gol de córner botado por Yelco Alfaya, para que de nuevo Lucas Puime adelantase al equipo rojillo. 0-1 y Barreiro se convertía en un pequeño O Couto con la numerosa afición desplazada del equipo ourensano. 

Todo parecía encaminado y llegó una fase donde de nuevo la UD Ourense decidió esperar y no controlar el partido, el filial celeste volvía primero a avisar y en otra acción de córner, la defensa de la UD Ourense empezó a poner el epílogo en la temporada con un despeje de Varo al medio del área pequeña y un doble despiste en la marca de dos jugadores que aprovechó Diego para igualar de nuevo el partido. El gol hizo mucho daño en el equipo de Borja Fernández que solo dos minutos después, tras un saque de portería sumó otro despiste defensivo para dejar un balón a Rivera, que no falló ante Alex Cobo, que tampoco tuvo su mejor tarde. Con el 2-1 se iba el partido al descanso y mucho que cambiar para buscar una remontada.

Polémica final 

Solo en los primeros cinco minutos del segundo tiempo con las ocasiones de Ares y Labrada y en los últimos de la prórroga, el equipo rojillo dio la sensación de poder empatar o ganar el partido. Pero en medio se vio un equipo bloqueado en la construcción del juego, mermado físicamente, nervioso y con más errores defensivos dejando hasta tres opciones de manos a manos del filial celeste para sentenciar el partido. Lo que no se le puede negar a la UD Ourense fue su casta hasta el final, porque a pesar de todo lo intentó encerrando al filial celeste en su área y lo pudo conseguir con otra ocasión para Luismi que no tenía su día en el remate final y con las dos más claras opciones en la prórroga en la que Ju se convirtió en héroe del Gran Peña salvando ambas. 

La primera sacando un remate de Mesfin en línea de gol y la segunda, que quedará siempre en el recuerdo de la afición rojilla, de un claro penalti no pitado por mano de Ju en el despeje también en línea de gol del remate de Yelco Alfaya para el triste epílogo de temporada.

Te puede interesar