Galicia

ABAU 2020: Estas son las nuevas normas para hacer la selectividad en Galicia

Galicia

Educación

ABAU 2020: Estas son las nuevas normas para hacer la selectividad en Galicia

Pruebas de Selectividad en Ourense, en 2017. (Foto: José Paz)
photo_cameraPruebas de Selectividad en Ourense, en 2017. (Foto: José Paz)
La CiUG publica las nuevas normas de la prueba de acceso a la universidad, que se celebra los días 7, 8 y 9 de julio.

La Comisión Interuniversitaria de Galicia (CiUG) ha publicado este viernes un documento con las nuevas normas que se tendrán que cumplir al realizar la ABAU, el examen de selectividad que regula el acceso a la universidad. Esta nueva regulación, desarrollada como respuesta a la crisis sanitaria causada por el coronavirus, se suma a las indicaciones tradicionales de la prueba, que se celebrará los días 7, 8 y 9 de julio de 2020. La matrícula ha de realizarse entre los días 10 y 17 de junio.

Entre las novedades, destaca el acceso a los centros donde se realizará el examen -que será escalonado, según colegios e institutos-, el uso obligatorio de mascarillas, la prohibición de acumular mochilas a la entrada del aula y la obligación de abandonar el centro al acabar el examen. El documento completo se puede consultar en este enlace.

Entrando al detalle, algunas de las normas a tener en cuenta son:

Los que van a la fase general, a las 9,00 horas. Los alumnos que acudan solo a las materias voluntarias no necesitan ir antes de que sea la hora de su examen.

Mascarilla obligatoria. En todo momento, tanto para estudiantes como profesores, y especialmente a la entrada y a la salida de edificios y aulas. En las aulas habrá mascarillas de repuesto, por si acaso, así como bolígrafos o papeles. Las pantallas no están autorizadas, y las orejas han de quedar a la vista y despejadas, para que sea sencillo comprobar que no se lleva un auricular.

Reuniones con los centros educativos. El día antes del examen, el 6 de junio, se formarán las comisiones delegadas en cada sede y sus presidentes se reunirán con los representantes de los centrospara organizar con antelación las entradas y salidas de los alumnos.

Más frecuencia de autobuses. Como los centros que acogen el examen suelen estar a las afueras de las ciudades, los servicios municipales de transporte deben habilitar más autobuses y frecuencias para absorber la demanda.

Acceso ordenado y por colegios. Los miembros de la comisión delegada se encargarán de que las entradas y salidas sean ordenadas, con los alumnos en fila, usando mascarilla y manteniendo siempre que sea posible la distancia de dos metros. Si el centro tiene más de un acceso, se organizará el movimiento de alumnos con ayuda de los representantes de colegios e institutos. En el caso de pabellones, habrá circuitos de entrada y salida.

Acceso al aula, siempre por las escaleras. Si hay ascensor, solo para personas con movilidad reducida

Es obligatorio llevar el DNI. También hay que llevar resguardo de matrícula, justificante del pago y bolígrafo -azul o negro-, además de la mascarilla. Se recomienda llevar gel hidroalcohólico, pañuelos de papel y bebida, sin etiqueta.

El móvil se ha de quedar apagado y en la mochila. Lo mismo para relojes digitales u otros dispositivos electrónicos. Habrá relojes visibles en las aulas para controlar el tiempo.

Máximo de 50 alumnos por aula. En cada una habrá un vigilante, como mínimo. En las que haya más de 40 alumnos, habrá dos, además de varios volantes que irán moviéndose por las diferentes aulas o centros. En el reparto de exámenes no es obligatorio llevar guantes.

Tres asientos libres e intercalados. La separación entre alumnos será de tres asientos libres e intercalados en las filas, para respetar al máximo la distancia de seguridad. Se prevé que las aulas queden a un cuarto de su capacidad.

La mochila, cerca del alumno. Por motivos de higiene, esta vez no se acumularán las mochilas en una esquina del aula. Cada estudiante pondrá la suya cerca, en el lugar indicado. Se prohíbe tocar la mochila durante el desarrollo del examen.

Mínimo de 30 minutos en el aula, aunque se entregue el examen en blanco. Este se le dará al vocal respetando la distancia mínima. Una vez entregado el examen, el alumno no podrá quedarse por los pasillos y deberá marchar del centro, para evitar aglomeraciones.

Si se detecta un caso de coronavirus, aislamiento inmediato. Si un alumno o profesor desarrolla síntomas compatibles con el coronavirus, será aislado en un espacio ya previsto, que pueda ser aireado y que tenga una papelera con bolsa y pedal, así como pañuelos de papel. Si tiene problemas respiratorios serios se llamará al 112; si no, se avisará a su centro de salud o a la familia.

Los alumnos que estén en cuarentena debidamente certificada no pueden ir al examen; lo harán en septiembre, aunque serán considerados estudiantes de julio a la hora de valorar sus notas.