Monterrei

Trabajadores del hospital de Verín se encierran en el centro y piden la dimisión del gerente

Monterrei

SANIDAD

Trabajadores del hospital de Verín se encierran en el centro y piden la dimisión del gerente

Han asegurado que no se moverán del centro hasta que se  presente en el centro el Conselleiro de Sanidad, Jesús Vázquez Almuiña.

A primera hora de este lunes trabajadores del Hospital de Verín se han encerrado en el centro, tal y como habían anunciado, tras la decisión del Sergas de cerrar el paritorio. 

Los empleados del centro hospitalario de la villa han vuelto a pedir la dimisión del gerente, Miguel Abad, al que acusan de menospreciar a los suyos y al que le plantean dudas como saber quién va acompañar en el traslado a los menores de cero a tres años a Ourense a partir de ahora que no hay pediatra. Abad, por su parte, ha defendido los informes de los especialistas y pide a los "encerrados" que no entorpezcan el funcionamiento del centro.

Las personas que participan en el encierro han asegurado que no se moverán hasta que se presente en el centro el Conselleiro de Sanidad, Jesús Vázquez Almuiña.

 


Miguel Abad: "Nosotros nos basamos en criterios técnicos"


El gerente del Hospital de Verín, Miguel Abad,en declaraciones a La Región, afirmó que "entendemos el malestar que crean este tipo de medidas porque apelan a la emotividad de las personas pero nosotros nos basamos en criterios técnicos, que es lo que hacemos siempre para que funcione un hospital adecuadamente". No dudo en defender la decisión tomada sobre el paritorio. "Nos basamos en las indicaciones de los profesionales que son los que hacen los exámenes de cada tema y en este caso no podíamos hacer una excepción", señaló Abad, que explicó que estos días hubo manifestaciones al respecto por parte de los responsables de los informes técnicos.

Médicos y especialistas de Pediatríaa y Ginecología del CHUO señalaron que "con el objetivo de garantizar la salud de los niños se tomó la decisión de derivar esos menores al complejo hospitalario para que tengan una atención mucho más segura". Abad volvió incidir en la reducción dramática de nacimientos en el Hospital de Verín para defender esta nueva medida. 

El gerente del hospital abandonó este lunes el centro entre gritos de "dimisión y cobarde". Explicó a las personas encerradas allí que ya había trasladado su petición de ver al conselleiro de Sanidad, pero que aún no había obtenido respuesta.