De los lectores

Vergüenza en la calle Remedios

De los lectores

Vergüenza en la calle Remedios

Mientras el señor alcalde piensa en escaleras mecánicas  y en rascacielos, los vecinos de la calle Remedios  tienen que  aguantar día sí y día también cómo las aceras y la calzada de la calle se levantan y siguen sin arreglo  por mucho que protestemos. El día que nuestros vehículos vayan a revisión le pasaremos la factura al Concello de Ourense. Además del peligro  que supone para cualquier persona que cruce  por allí. Y así todo el tramo y sin que se haga nada. Eso sí, después que venga a pedir votos. ¡Vergüenza!