La Región

SUCESO

Dos detenidos por el asalto a los dos ancianos de Boborás

El robo se produjo en el mes de mayo en Pazos de Arenteiro y los vecinos retuvieron a uno de los ladrones
José P.R. escoltado por un guardia civil en el juzgado carballiñés. (MIGUEL ÁNGEL)
José P.R. escoltado por un guardia civil en el juzgado carballiñés. (MIGUEL ÁNGEL)
Dos detenidos por el asalto a los dos ancianos de Boborás

Una vecina de la ciudad, Fátima G.R., de 42 años, y un vecino de Leiro, Yoni José Manuel R.I., de 39, fueron detenidos dentro de la operación "Castle" como presuntos autores del robo con violencia e intimidación registrado el pasado 18 de mayo en la vivienda de Manuel y Amalia de la Fuente, de 91 y 89 años, respectivamente, en Pazos de Arenteiro (Boborás). Tras el asalto, la Guardia Civil detuvo a un compañero (que ya ingresó en prisión) de los dos delincuentes, José P.R., de 50 años, después de ser retenido por los vecinos de las víctimas, que lo persiguieron. Fátima G.R. y Yoni José Manuel R.I lograron escapar en un coche.

Los agentes de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil procedieron a su detención  el día 20, después de una ardua y complicada investigación, que estuvo coordinada por el Juzgado Mixto 1 de Carballiño y conllevó dos registros de inmuebles en Ourense y Lugo. 

Los agentes atribuyen a los tres, además de un delito de robo con violencia e intimidación, otro de detención ilegal dado que retuvieron al matrimonio en su vivienda después de maniatarlos con unas bridas.Ambos ingresaron en prisión tras declarar en el juzgado.


Encapuchados


El Instituto Armado dio a conocer este jueves detalles del asalto. Los tres detenidos se pusieron presuntamente de mutuo acuerdo en el transcurso de una reunión para asaltar la casa del matrimonio. Los dos varones entraron en la vivienda portando armas (pistolas y cuchillos) y, tras maniatar a al matrimonio, intentaron forzar sin éxito la caja fuerte. Mientras, la mujer esperaba fuera en un vehículo realizando labores de vigilancia.

Al no lograr abrir la caja, sustrajeron 1.500 euros, relojes, dos teléfonos móviles y la cadena de oro que lleva Amalia colgada al cuello. La cuidadora los sorprendió en la vivienda y, tras pedir ayuda, se dieron a la fuga, siendo perseguidos por un grupo de vecinos.

José P.R. no logró llegar hasta el coche en que estaban sus compañero y escapó con el objetivo de refugiarse en el monte y esperar a que lo recogiesen. Los vecinos lo sorprendieron en los alrededors del pueblo y lo retuvieron. 

“Solo pido que paguen por lo que hicieron"

La Guardia Civil continuaba este jueves recabando información para demostrar si Yoni José Manuel R.I. proporcionó información a sus compañeros sobre los movimientos del matrimonio aprovechando sus desplazamientos al pueblo con el objetivo de visitar familiares.

Los agentes intentan demostrar los papeles que jugaron cada uno de los detenidos a la hora de ejecutar el asalto.

Mientras, el matrimonio, achacosos de salud, continúa residiendo en el lugar e intenta pasar página. "El susto te queda para siempre", aseguró su hija, puntualizando que no tiene interés en recuperar el botín que se llevaron, "pero, de demostrarse que fueron ellos los autores del robo, solo pido que paguen por el daño que hicieron. Mi madre apenas puede moverse, sufre caída tras caída, y no tuvieron por qué atarla como lo hicieron", añadió la hija.