Ourense

Más de 1.300 jóvenes ourensanos se enfrentan al inicio de una selectividad histórica

Ourense

EDUCACIÓN

Más de 1.300 jóvenes ourensanos se enfrentan al inicio de una selectividad histórica

El IES Manuel Chamoso Lamas de O Carballiño se estrena como sede, con el pabellón del instituto adaptado para acoger a 116 estudiantes.
photo_cameraEl IES Manuel Chamoso Lamas de O Carballiño se estrena como sede, con el pabellón del instituto adaptado para acoger a 116 estudiantes.
El protocolo postcovid se activa con seis sedes en la provincia para 1.358 matriculados, la cifra más alta de la última década

La Avaliación de Bacharelato para o Acceso á Universidade (ABAU) arranca mañana, 7 de julio, a las 10,00 horas para 1.358 estudiantes ourensanos, la cifra de matriculados más alta de la última década y, probablemente, de la historia de estas pruebas que arrancaron en el curso del 75 y que se enfrentan en 2020 a un despliegue de medios inaudito marcado por la pandemia del coronavirus. Son 301 alumnos más que el pasado año los que se presentan en la provincia, que este año suma a sus tradicionales sedes del Campus de Ourense y el IES Cosme López Rodríguez de A Rúa otras dos comisiones delegadas en Xinzo de Limia y O Carballiño. Las bibliotecas y pabellones de institutos de estas comarcas permiten liberar la carga de alumnado en la ciudad: el 32% de matriculados se examinará fuera de la capital en escenarios también insólitos. La pizarra es un proyector encima de una portería y el aula, una cancha de fútbol.

Historia de España da comienzo a la Selectividad más atípica. La ciudad dejará de acoger a estudiantado de Xinzo, Verín, Allariz y Bande–se examinan en el IES Lagoa de Antela de Xinzo– y de Ribadavia y O Carballiño, que se examinan en el IES Manuel Chamoso Lamas de la villa del Arenteiro, con el pabellón ya dispuesto con las mesas y sillas separadas para acoger a, exactamente, 116 alumnos. En el IES Lagoa de Antela serán casi el doble: 195. Hay institutos de fuera de la capital que tendrán que seguir haciendo el viaje hasta el Campus: el IES San Mamede de Maceda, el Malvedo de Coles, el Celso Emilio Ferreiro de Celanova y el IES de Vilamarín. 

La Comisión Universitaria de Galicia explica el aumento de la matriculación–en el cómputo gallego supone un crecimiento del 26%, con 3.000 matriculados más–en los cerca de 2.000 estudiantes que se presentan a la prueba voluntaria para subir nota. También influye un tercer trimestre marcado por el covid, en el que se apostó por la promoción del alumnado y hubo más aprobados.

Los exámenes se desarrollarán  hasta el 9 de julio en las seis comisiones delegadas. No solo las sedes comarcales aprovechan instalaciones como pabellones, también el Campus estrena sedes más amplias para favorecer la distribución del alumnado: la Biblioteca Rosalía de Castro–que estará cerrada estos días para toda persona ajena a la ABAU–y el edificio Politécnico. Se suman a las clásicas sedes de Historia, Turismo y Empresariales para repartirse la cifra récord de 912 estudiantes.