TRIBUNALES DE LA PROVINCIA

Un abogado de Ourense denunciado por estafa dice que no recuerda los detalles del caso por sus problemas de salud

El abogado acusado de estafa esta mañana en la Audiencia Provincial de Ourense.
photo_camera El abogado acusado de estafa esta mañana en la Audiencia Provincial de Ourense (Marcos Atrio).
La clienta, a la que tramitaba una incapacidad permanente, acusada al abogado de haberle cobrado un recurso que no llegó a presentar

La Audiencia Provincial de Ourense ha acogido este lunes el juicio contra un abogado acusado de estafar a una clienta a la que tramitaba una incapacidad permanente, unos hechos que el letrado ha negado alegando que "no hubo engaño", aunque ha dicho no recordar los detalles por sus problemas de salud.

El abogado fue demandado por la clienta por cobrarle supuestamente por la elaboración de un recurso relacionado con una prestación de incapacidad que no llegó a presentar.

Los hechos se remontan al año 2017, monumento en el que, según el escrito de la fiscalía, el letrado fue contratado por la mujer para ejercer su representación en un procedimiento con el que pretendía conseguir la declaración de incapacidad permanente total y la percepción de la pensión vitalicia, que le fue concedida en octubre de dicho año.

Contra la sentencia la Seguridad Social presentó un recurso de suplicación en el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia y este lo estimó. Así pues, el acusado debía de presentar un recurso de casación ante el Tribunal Supremo, teniendo quince días de plazo para entregarlo.

El letrado no llegó a presentar tal recurso en el Supremo de Madrid, pero no se lo trasladó a su clienta y siguió cobrando por ese servicio como si el procedimiento siguiese abierto.

 

Así lo ha explicado la víctima en la Audiencia Provincial, donde ha manifestado que efectuó varios pagos durante dos años porque ella "no había llegado a preguntar en cuanto saldría" todo el proceso.

Según su versión, el letrado la llamaba pidiendo diferentes cantidades de dinero diciendo que tenía que hacer pagos a peritos o procuradores y, como se fiaba, se lo entregaba, hasta que llegó un momento en el que le pidió la documentación entregada en Madrid y le dijo "que no me podía dar nada porque se trataba de documentación interna del juicio", momento en el que empezó a sospechar.

"Me decía que se retrasaba porque no estaba constituido el Gobierno y no se estaban haciendo juicios", ha manifestado la mujer, que denuncia que no consiguió que le devolviese el dinero cuando descubrió que nunca había llegado a presentar el recurso de casación.

Él lo niega

Por su parte, el acusado ha asegurado que su trabajo "fue laborioso" ya que la mujer lo "llamaba continuamente" y él "asesoraba en diferentes cuestiones". Ha afirmado que siempre le trasladaba a los clientes lo que cobraría y que, como conocía a la pareja de la víctima, hicieron "un contrato verbal".

"En aquel momento estaba en un proceso médico y a veces se me olvidaban las cosas. Estuve ingresado por un tema por el que sigo de baja médica desde entonces", ha esgrimido, asegurando que "no hubo engaño en ningún momento", y que fue su cliente quien decidió desistir de presentar el recurso en el Supremo al trasladarle que sí perdía podría tener que abonar las costas procesales.

Así las cosas, Fiscalía reclama una condena de un año de prisión y que el acusado abone a la víctima 5.595 euros por considerar que "existe un engaño importante" al "haberse urdido un plan y engañar a las personas en la simulación de una contratación profesional" que no se realiza. En la misma línea se mostró la acusación particular, que ha subrayado que la situación "es grave" por la vinculación profesional.

Por su parte, la defensa pide la libre absolución asegurando que "no ha habido ni engaño ni ánimo de lucro" y ha tachado de "un tanto increíble" la "desidia de la víctima para gestionar su patrimonio". En caso de condena ha pedido el atenuante de dilación indebida.

No es la primera vez que este abogado se sienta en el banquillo, ya lo hizo a finales del mes de enero acusado entonces de estafar a unas clientas a las que tramitaba una herencia y que en la vista declararon que "confiaban totalmente" en el letrado por lo que dieron distintos pagos en mano. De ese caso salió absuelto.

Te puede interesar