Ourense

La avalancha de ERTE causa un colapso en su tramitación

Ourense

La avalancha de ERTE causa un colapso en su tramitación

Los trabajadores afectados en la provincia suman ya 13.000, de los que 2.200 son del polígono

La gran cantidad de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que se han desencadenado como consecuencia del decreto de alarma está poniendo a prueba la capacidad de la Administración para su tramitación y, por otra parte, la agilidad de las gestorías, asesorías y demás profesionales que se encargan de darles curso. Y es que el aluvión de empresas que cesan su actividad sigue en fase ascendente, con lo cual el excedente laboral también crece.

Los datos facilitados por la Consellería de Industria situaban ayer en 3.283 el número de ERTE presentados, con 13.012 trabajadores afectados. Es decir, en una semana casi 7.000 empleados han cesado en su actividad y esperan el ingreso de la nómina del paro. En el mismo periodo la cifra de expedientes creció en casi 2.000.

En el polígono de San Cibrao, donde se concentra la actividad industrial de la provincia, 43 empresas han presentado un ERTE, con 2.242 trabajadores afectados. Es decir, el 26,3% de todos los empleados del asentamiento.


Trámites


"La tramitación está siendo complicada por la cantidad de cambios legislativos que están haciendo constantemente y por el gran volumen de clientes que se están acogiendo", declara Julio Vila de Vila Castro Asesores.

En términos similares se expresan colegas suyos. El economista Carlos Díaz aprecia "mucha incertidumbre porque se están produciendo muchos cambios normativos en pocos días que provocan inseguridad jurídica en la tramitación. Xoan Manuel Bazarra, asesor, aprecia "unha sobrecarga importante, non solo de trámites sinon de lectura, estudio e comprensión de normativa e adaptación aos perfís dos nosos clientes".

Y es que desde el decreto del estado de alarma se han venido sucediendo normativas añadidas, que no ha hecho otra cosa que ampliar la fórmula de aplicación, tanto en ERTE como en cese laboral de autónomos o los permisos laborales retribuidos, anunciados el sábado. "A eso hay que sumar los casos de contratos que vencen cuando hay ERTE, fórmulas que se deben aplicar y demás", añade Díaz.

En los despachos se trabaja a contrarreloj. Julio Vila alude a que su equipo "ha trabajado ininterrumpidamente desde el primer día, incluidos festivos y fines de semana, sino hubiera sido imposible atender a todas las peticiones de ERTE y demás asesoramiento".


Otras provincias


Pero los trámites van a seguir por muchos días encima de la mesa. La necesidad de adaptarse a las normas que se suceden provoca un atracón de gestiones. Los expedientes para suspender temporalmente la relación laboral siguen su curso en todas las provincias. 

Según los datos facilitados ayer, los ERTE solicitados en Lugo fueron 3.239, con 11.257 empleados incluidos. En el caso de Pontevedra, los trámites suman 9.057 y los trabajadores incluidos, 56.438, mientras que en A Coruña los ERTE afectan son ya 10.121 y los trabajadores, 46.585. 


Trámites a toda prisa para que las empresas no paguen las consecuencias


"Non queda outro remedio máis que cumprir os plazos porque senón as consecuencias páganas os nosos clientes", dice Xoan Manuel Bazarra. De llegar a tiempo depende la tramitación del expediente de ERTE y que los afectados puedan cobrar el paro. Julio Vila coincide y enumera los medios que han tenido que poner en marcha para cumplir los procedimientos: "Sin el esfuerzo del equipo humano, sin organizaciones como Iustime, sin la alianza con otros despachos, colegios y asociaciones profesionales hubiera sido totalmente imposible, somos humanos no robots".

Los procedimientos en curso coinciden además con las vísperas del inicio de la campaña de la Renta, lo que supone un esfuerzo añadido para los profesionales del sector. En su mayoría, pese a lamentar esa coincidencia, estiman que no habrá mucha distorsión, entre otras cosas porque la tramitación del tributo del IRPF tiene un calendario más desahogado. 


Cinco días de plazo según sea la modalidad de tramitación elegida


Los procesos de adaptación de las plantillas de las empresas a esta nueva situación está provocando cierta confusión tanto en las empresas como en los trabajadores afectados. El anuncio hecho el sábado por Pedro Sánchez sobre las empresas que ahora deben detener su actividad ha generado cierta confusión. La Consellería de Industria recordó ayer que "para os ERTE presentados antes da entrada en vigor do Real Decreto do pasado sábado, as empresas contan cun prazo de 5 días e, polo tanto, finaliza esta semana".

Pero hay más supuestos: "no caso dos ERTE que se presenten a partir do Real Decreto do pasado sábado, as empresas deberán comunicalo tamén no prazo de cinco días desde que presenten a súa solicitude de ERTE". Por si hubiese necesidad de información añadida, la Consellería ha puesto en marcha un servicio de información telefónica en el número 900 815 600.n