Ourense

Establecimientos Bermello, el impacto de un televisor

Ourense

LÁMINAS “PUBLICIDAD CON HISTORIA"

Establecimientos Bermello, el impacto de un televisor

Llegaba de Estados Unidos en tres piezas y era montado en Barcelona antes de ser vendido en Ourense

La lámina que distribuye hoy La Región, dentro de la colección Publicidad con Historia, nos remonta a los orígenes de otra firma comercial asociada al desarrolloy a la evolución de Ourense y de los ourensanos durante el último medio siglo. Se trata de Establecimientos Bermello, un grupo hoy visible en varias zonas de la ciudad, pero que mantiene su corazón en el punto donde nació, en el edificio que hace esquina entre la Rúa do Progreso y Ervedelo.

El despegue de la empresa lo impulsó Jorge Bermello Fernández. Comenzó trabajando con su padre, que poseía un bazar, que él reconvertiría paulatinamente. La lámina de hoy recoge un anuncio publicado en 1964 sobre el el televisor marca Philco. "Fue lo primero que hice en electrodomésticos y este anuncio fue el primero que pusimos", recuerda Jorge Bermello. Afirma que era el televisor más avanzado y en la publicidad se presentaba como "la marca más famosa de todo el mundo por su calidad". Cuenta Jorge Bermello que quien le puso en antecedentes sobre fue "el inolvidable Ricardo Martín Esperanza, que lo había visto en la Feria Mundial de Nueva York y cuando regresó a España me habló de él".

Se diferenciaba de los otros aparatos de aquel momento en que no necesitaba antena y tenía un sistema de aireación interna que evitaba las averías que con frecuencia sufrían otros aparatos debido al calor que despedían las lámparas. "Fue todo un éxito. Llegué a un acuerdo con la compañía Iberia para importarlo y el aparato llegaba a España en tres piezas, vía Barcelona. Allí era montado y nos lo enviaban a Ourense para su venta", afirma Jorge Bermello.

En aquellos años la señal de televisión llegaba a muy pocos puntos de la provincia y Jorge Bermello recuerda cómo iba a vender y a instalar televisores por los pueblos. Sus principales clientes eran los bares y en domicilios de aquellas familias que eran más pudientes.



“línea blanca"

En la década de los sesenta la sociedad ourensana comenzaba a notar los primeros impactos del desarrollismo económico y paulatinamente iba demandando nuevos bienes que incrementaban su bienestar cotidiano.

Establecimientos Bermello fue evolucionando en la medida en que se abría esa demanda y puso su atención en los electrodomésticos de línea blanca. "Primero fueron las cocinas de butano, con sus hornillos y bombonas, las que tuvieron un gran auge. A continuación el protagonismo sería para los frigoríficos y más adelante tomarían el relevo las lavadoras", indica Jorge Bermello.

El grupo se fue diversificando y adaptando a las nuevas demandas de la sociedad ourensana y en la actualidad las riendas de la gestión del mismo las lleva su hijo, Jorge Bermello Arce.