Ourense

Horror navideño en Ourense: un belén de "memes" y desfile con renos

Ourense

NAVIDAD

Horror navideño en Ourense: un belén de "memes" y desfile con renos

La programación del Concello disgusta a los ourensanos y se convierte en tendencia en Twitter

Los niños ourensanos creerán a partir de ahora que los renos son animales de asfalto. La polémica cabalgata de Navidad del Concello de Ourense (seis renos y un par de elfos acompañando a un olvidado Papá Noel) recorrió este viernes las abarrotadas calles del centro. Los padres hicieron lo posible para que los chavales pudiesen sobar a su reno favorito durante el desfile. El Concello dice que los animales no sufren en estos eventos masificados. Las asociaciones animalistas, formadas por veterinarios y otros profesionales, aseguran lo contrario. Es la estampa más triste de la controvertida programación navideña de la ciudad que ha dejado un reguero de memes y mucha retranca en redes sociales. 


¿Dónde está el niño Jesús?


El belén instalado en Bispo Cesáreo consiguió su merecido "trending topic" en Twitter y las carcajadas de los visitantes, además de una petición de retirada en Change.org. Tachado de cutre y ridículo por la dudosa calidad de las figuras y el concepto en sí del pesebre, este viernes por la tarde se quedaba sin niño Jesús. No es la primera vez que ocurre. "¿Será que lo ponen el día del Nacimiento?", se preguntaba alguno. 


Baltasar, de Esmorga


Baltasar, al que la borrasca Elsa se llevó por delante, amanecía hoy con las heridas de guerra en la cara y las tetas en su sitio. Los colectivos LGTBi celebran el comentado detalle de los Reyes Magos: tienen pecho. Un panadero con los ojos cerrados y un Poncio Pilato con cara de estreñido terminaron por escandalizar al público. La banda sonora, al estilo de El Combo Dominicano. Que Mariah Carey está muy trillada en estas fechas. Hay quién dice que tampoco está tan mal. "Low cost", como comentan otros, está claro que no es: supera los 18.000 euros de inversión. "Crearemos un monumental belén en todo el Casco Antiguo, será único en toda España", prometía el programa electoral de Democracia Ourensana. En parte, cumplieron. 

En los guasaps rulan este tipo de historias: 

-Me prometista algo inolvidable por Navidad.

-Te llevé a ver el belén de Ourense.

Otro belén con polémica es el de Baltar: la recreación del Ourense de antaño que el fallecido Arturo Baltar inició en 1967, verdadero símbolo de la Navidad ourensana, contó con la espalda del actual gobierno muncipal, que no paró a realizar la tradicional, y simbólica, inauguración del belén. Los ourensanos no faltaron a su visita a este clásico, abierto todo el año, pero que cobra un significado especial en estas fechas.


La iluminación, otra incógnita


El alumbrado en las calles tiene su capítulo aparte. Gafado desde el principio con retrasos en la colocación, no convence a todo el mundo. Menos en los barrios, donde se prometió un alumbrado como nunca antes. Los motivos navideños desconciertan. Todo tipo de pescados, con un claro protagonismo del pez espada, dan luz en Ervedelo. Los vecinos están curiosos. "¿Será por el villancico? ¿Pero mira cómo beben los peces en el río?". A ver qué pasa en Reyes. La ciudad está expectante. Twitter también.