Ourense

La intermodal afronta su concreción con una ciudad totalmente divivida

Ourense

INFRAESTRUCTURAS

La intermodal afronta su concreción con una ciudad totalmente divivida

Recreación de la futura estación intermodal de Ourense.
photo_cameraRecreación de la futura estación intermodal de Ourense.
La "gran obra del siglo XXI" en Ourense lleva dando tumbos más de una década, con continuos giros políticos y sociales

La ciudad de Ourense afronta un período clave para la concreción de su estación intermodal totalmente dividida en el plano político y social, sin que el paso de los años (el proyecto está en cartera desde 2006) haya conseguido que cuajase una idea más o menos consensuada con la que plantarse ante la Xunta y el Gobierno central, coincidiendo todos los actores únicamente en que esta infraestructura "es la gran obra del siglo XXI para Ourense", pero con opiniones muy diferentes de cómo materializarla, incluso entre los actuales socios de gobierno en el Concello.

Para muestra, la última salida a escena del alcalde de la ciudad, Gonzalo Pérez Jácome, que este martes volvió a enarbolar la bandera del soterramiento del AVE (se descartó ya por Fomento en 2012), "ya que sin eso cualquier cosa será una chapuza", pese a reconocer que "será muy difícil que nos hagan caso" (tiene previsto pedir reuniones a Xunta y Adif), ironizando con que "la única solución es la madre naturaleza y que haya un hundimiento de tierras".


Idea sobre la mesa


Puso el foco DO en el Gobierno de Pedro Sánchez, que ya tiene entre manos el proyecto redactado por Foster&Partners de la remodelación del edificio de la estación, la pasarela peatonal, el cubrimiento de las vías y las actuaciones de permeabilidad, fases que deben unirse a las ya en obras de la estación de  autobuses y el aparcamiento subterráneo.

El exalcalde y líder del PP de la ciudad, Jesús Vázquez, rechaza entrar en polémica con su socio Jácome, aunque dice "no compartir la expresión de chapuza" con la que el regidor se refirió este martes al diseño materializado en el pasado mandato. "Esa estación tiene que licitarse y Adif cumplir su palabra, porque logramos decenas de millones para la ciudad y a coste cero para nosotros, debe llevarse a cabo en su totalidad", señala Vázquez, que recuerda que "fuimos nosotros (el PP) los primeros en hablar de soterramiento, al que se negaron Zapatero y el gobierno local del PSOE de entonces".

En lo que respecta a los socialistas, con el núcleo duro de aquel gobierno insistiendo en reclamar el diseño ganador del concurso de 2011, el original de Norman Foster, su actual portavoz, Rafael Rodríguez Villarino, tilda de "barbaridades" las manifestaciones de Jácome, contestándole que "es inviable técnicamente el soterramiento". Villarino, consciente de que la estación de autobuses ya está avanzada pese a su oposición, garantiza que el PSOE trabajará a destajo en Madrid "para mejorar lo máximo posible" el proyecto que se impulsó en 2016.

Una apuesta que no quiere ver ni en pintura el BNG, que critica a Jácome "por querer desviar a atención". Luis Seara pone como ejemplo la postura de su partido, "xa que non cambiamos nin un milímetro en todos estes anos", en los que siempre se mostraron a favor de llevar adelante la idea original de Norman Foster, "porque o problema que temos agora non é só da estación de autobuses, senón uns barrios divididos e sen permeabilidade".

También Ciudadanos se muestra muy crítico con el alcalde, "unha marioneta do PP", reprochándole José Araújo que "mentres a sociedade civil se estaba movendo, el estaba quieto".


Colectivos


Celia Pereira, miembro de la plataforma Tren Digno Ourense, apunta que el alcalde "minte", ya que el colectivo "non é sectario". Na plataforma apoiánnos asociacións veciñais, os colexios de arquitectos e aparelladores de Ourense, partidos políticos e xente particular. Democracia Ourensana non estivo porque non quixo", dice. Pereira invita a los ciudadanos a la protesta: "Se non queremos unha chapuza, dependerá da forza na rúa".

Rafael Castro, presidente del Colegio de Arquitectos de Ourense, plantea "soluciones alternativas al soterramiento". "El proyecto de Foster planteaba la permeaabilidad de los barrios. Además, con el soterramiento aún se dilatarían más los plazos. Lo que no se puede hacer es meter 260 autobuses en Eulogio Gómez Franqueira.

La junta de gobierno del Colegio Oficial de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de Edificación de Ourense acordó el pasado viernes sumarse a Tren Digno. El presidente, Ignacio de Juan Frigola, defiende una "intermodal global": "Yo quiero llegar de Madrid en tren y quiero coger el bus a Xinzo y tenerlo al lado, sin cambiarme de sitio. El bus, el tráfico, el aparcamiento, el ferrocarril...Todo tiene que quedar unido, eso es la intermodal". Destaca también el lado turístico: "Estamos necesitados de algo que llame al turista, aparte de las Burgas. Esto podría ser una oportunidad". Cree que "sin voluntad política no vamos a ningún sitio".

Manuel Mosquera, presidente de la Federación Limiar, se reunirá con la junta directiva para tomar posición sobre la intermodal. "O ideal sería que fora soterrada, os técnicos din que non pode ser e eles son os que entenden", manifiesta. Limiar decidirá si sumarse a la movilización, "que imaxino que a maioría das asociacións apoiará". Mosquera alude a que "se deixe de facer política coa intermodal, que se está xogando co futuro da cidade. Os políticos teñen que ser máis sensatos e honestos". Poco caso parecen haberle hecho, el galimatías continúa. 


Cronología