Ourense

Mata un lobo en A Gudiña para un concurso de caza

Ourense

Suceso

Mata un lobo en A Gudiña para un concurso de caza

Un agente muestra la cabeza del lobo, intervenida en la casa del investigado.
photo_cameraUn agente muestra la cabeza del lobo, intervenida en la casa del investigado.
El investigado, de Cáceres, lo homologó como mejor ejemplar abatido en 2017

Un cazador de Cáceres, F.C.D.R.D de 42 años, mató un lobo en el coto de A Gudiña en el año 2017 y lo presentó en la Junta Nacional de Homologación de Trofeos de Caza como el mejor ejemplar abatido ese año. Los responsables de la citada institución estaban a punto de entregarle el diploma al mejor trofeo en la especie de lobo.

Los agentes del Servicio de Protección a Naturaleza de la Guardia Civil de Ourense (Seprona) abortaron la entrega y, tras intervenir la cabeza del lobo disecada en su vivienda en Cáceres,  le tomó declaración en calidad de investigado como presunto autor de delitos de  falsedad documental y contra la protección de la fauna. Los guardias civiles iniciaron las pesquisas, que bautizaron con el  nombre de Vilkas, hace más de un año en colaboración con la Junta Nacional de Homologación de Trofeos de Caza y bajo la coordinación del Juzgado Mixto de Verín. Durante la investigación,  descubrieron que el cazador cacereño contó con la colaboración de otras dos personas; un  guardia de campo y guía de caza , identificado como F.A.F, de 49 años y domicilio en León, y un cazador santiagués, J.V.D., de 67 años, que fue vocal de la citada junta de homologación. El Seprona  tomó declaración a ambos en calidad de investigados como presuntos autores de un delito de falsedad documental.

El coto de A Gudiña no tiene permiso para cazar lobos y los agentes descubrieron, tras cotejar múltiples documentos, que los papeles que acreditan la cacería correspondían  inicialmente al Tecor de Campobecerros (Castrelo do Val). Los investigadores continuaron analizando minuciosamente los documentos, observando que la muerte de la animal había sido asignada definitivamente al coto de Xinzo. "Los tres se pusieron  supuestamente de acuerdo para falsificar la documentación y ocultar la procedencia del lobo", afirmaron fuentes del Instituto Armado.

El ejemplar fue valorado por los ténicos con 42,60 puntos, récord en 2017 y el sexto mejor trofeo desde que hay registros. El Seprona agredeció expresamente la colaboración de la Consellería de Medio Ambiente.