Ourense

Pablo Estévez: Bisbal o Jackson en tu patio

Ourense

EN ESTADO DE ALARMA

Pablo Estévez: Bisbal o Jackson en tu patio

Caracterizado de Michael Jackson, Freddy Mercury o Bisbal ha revolucionado a la avenida de la Habana

Pablo Estévez es ingeniero. Y , ahora, también es el vecino más conocido de toda la avenida de La Habana y alrededores. Unos lo conocerán por David Bisbal, otros por Michael Jackson y alguno quizá por Freddie Mercury. Porque cuando llegan las 20:00 horas y terminan los aplausos al personal sanitario, Pablo se transforma. Literalmente. Ameniza la cuarentena al vecindario con "performances" de cinco estrellas. Se caracteriza, tira de luz y sonido, y realiza unas interpretaciones donde lo da todo. 

"Todo empezó cuando un vecino, al que le gusta mucho disfrazarse, me lo propuso. Una tarde salimos a aplaudir y me animé. Tenía a mano el disfraz de Freddy Mercury del último carnaval y no  me lo pensé. Y claro, la bola fue creciendo y ya los vecinos comenzaron a pedírmelo. Unos días hay más público y otros menos, depende del frío o del ánimo de la gente", señala Estévez.

Su idea está clara: ponerse en la piel de un artista diferente cada día que se prolongue la cuarentena. Material tiene. Este año la casualidad quiso que los outfits del Entroido no fuesen a parar a la casa del pueblo. Así que con vestuario e imaginación, la fiesta está asegurada.

Sale por delante (por la ventana) y por detrás (en un amplio patio comunitario). Y pobre de que retrase. "El viernes tardé un poco más en prepararme y no pude salir por delante y ya me empezaron a llamar. Estoy ahora como para no pagar una cuota mensual".

La base es improvisar. Tan fácil de explicar pero tan difícil de hacer. "Con dos niños pequeños en casa estos días, es complicado preparar mucho la imitación. Sobre las 19:00 horas empiezo a preparar el vestuario, focos y humo, y ya desde las 20:15 horas asumo el personaje. El otro día iba a hacer Bruno Mars pero por petición acabé siendo David Bisbal". Hay que adaptarse, desde luego.

Pablo Estévez sabe que saca sonrisas en tiempos de crisis. Recompensa más que suficiente. "Es entretenimiento propio y para los demás. Y hace falta", apunta. Los vecinos ya lo saben, tienen entretenimiento para rato. El compromiso está sobre la mesa. A ver cuál es la próxima estrella en pasar.