Ourense

Una nueva avería corta la vía del tren entre León y Galicia

Ourense

TRÁFICO FERROVIARIO

Una nueva avería corta la vía del tren entre León y Galicia

Los viajeros fueron trasladados en autobús tras desprenderse una catenaria en la provincia leonesa

La caída de casi un kilómetro de tendido de la catenaria de la vía del tren en la provincia de León interrumpió el servicio de ferrocarril  con Galicia. La avería obligó a Renfe a contratar autobuses para   que los viajeros llegaran por carretera a sus destinos, tanto los que se dirigían a las cuatro provincias gallegas como a Ponferrada y viceversa, los que tenía previsto viajar por la ciudad leonesa hacia otros puntos del territorio.

La compañía ferroviaria desplegó en la zona en que se registró el incidente a varios trabajadores, con el objetivo de restablecer el servicio en menos de 24 horas. En la noche de este lunes aún no había sido subsanada la avería. 

 El tendido de la catenaria se vino al suelo sobre las cuatro de la madrugada de este lunes en un tramo comprendido entre la entre la estación leonesa y  la bifurcación de Quintana, dentro de la misma provincia. A esa hora circulaba por la zona el tren hotel Madrid-Chamartín con destino a Ferrol, que arrastró parte del tendido hasta quedar parado a causa de la falta de suministro eléctrico.

Desde la estación de León se activó el protocolo establecido para auxiliar a los pasajeros hasta la estación leonesa, donde permanecieron parte de la madrugada hasta que pudieron continuar el viaje por carretera, según fuentes de la compañía ferroviaria.

A partir de esa hora, la flota de autobuses fue en aumento para llevar a sus destinos a los pasajeros del resto de trenes, incluidos los de corta distancia entre la localidad de Ponferrada y León. Durante la jornada de este lunes, la avería, según dio a conocer Renfe, afectó a una veintena de trenes, parte de ellos con destino a la estación de Ourense-Empalme. "Hay establecido un plan alternativo de transporte, que está recogiendo a todos los pasajeros en las distintas estaciones", apuntaron en Renfe, sin especificar el número de afectados.

Por la zona discurren la vía ferroviaria que comunica parte de Asturias con el resto del territorio nacional, pero los trenes, en este caso, algunos de los convoyes, no se vieron afectados al salvar la avería circulando por un tramo de la línea de alta velocidad. 

Esta es la segunda vez que se interrumpe el servicio de ferrocarril entre Ourense y León a causa de la caída del tendido de la catenaria. Renfe ya se vio obligada el pasado día 25 de diciembre a fletar autobuses para  trasladar a los viajeros al romper el cableado con el paso de otro tren en la localidad de Quereño (Rubiá).


Las quejas por los retrasos se sucedieron a lo largo de toda la jornada


En la compañía ferroviaria atribuían la avería a las consecuencias del temporal de viento  y agua Karine, que ayer afectó a buena parte del norte de España. 

Efectivos de la Policía Nacional y Guardia Civil se desplazaron a la zona con el objetivo de esclarecer la caída del tendido. Mientras, en las redes sociales se sucedían las quejas de los pasajeros por los retrasos y las largas esperas sentados en el interior del tren a la espera de la llegada de un autobús para continuar el viaje.

En Renfe lamentaban la situación al tiempo que pedían disculpas por las incomodidades ocasionadas a los usuarios causa de una incidencia que calificaban como una "situación imprevista".