Ourense

El ocaso del tren de media distancia allana el camino para los autobuses en Ourense

Ourense

TRANSPORTE FERROVIARIO

El ocaso del tren de media distancia allana el camino para los autobuses en Ourense

Un usuario en el autobús que va a Ourense, en la estación de Carballiño (XESÚS FARIÑAS).
photo_cameraUn usuario en el autobús que va a Ourense, en la estación de Carballiño (XESÚS FARIÑAS).
Adif cambia de opinión y anuncia que mantiene la venta presencial de billetes en pequeñas estaciones hasta el 31 de marzo

La degradación de las líneas de tren de media distancia y el alza de los precios en las rutas más rápidas pone actualmente a los autobuses como única referencia para la mayor parte de los ourensanos del rural de la provincia. Y es que los viajes interprovinciales en tren han quedado escasamente reducidos a los que desplazan a Valdeorras o las comarcas de Ribadavia, Carballiño y la zona de A Gudiña. Mientras, el autobús se sigue postulando como única referencia para unir los distintos núcleos ourensanos, pero también con el resto de Galicia.

El nuevo Plan de Transporte llegó con algunas quejas por subidas de precios en los autobuses, aunque también se han producido bajadas en algunos servicios. Sea como fuere, el transporte por carretera sigue siendo el más barato al compararse con su competencia por ferrocarril.


Precios y tiempos, clave


Si dentro de la provincia casi no hay competencia debido a las continuas incidencias en los trenes de media distancia, que hacen que cada vez sean más los que abandonan ese medio de transporte, la conexión con otros puntos de Galicia tiene en el autobús precios casi un tercio más baratos. 

El trayecto a Vigo en autobús, que acaba de subir de precio, sigue siendo mucho más competitivo que el tren, ya que ofrece por 8 euros un viaje en poco más de una hora, mientras que en tren se eleva a cerca de 13 euros por casi dos horas de viaje.

A Santiago, el viaje en autobús  también sale mucho más rentable en términos económicos, ya que por 7,6 euros el usuario se puede desplazar en algo más de una hora y media; mientras que el tren, que ofrece gran rapidez (38 minutos), carga el billete sencillo con 17,7 euros.

Lo mismo sucede con los viajes a Lugo, que ofrece dos trayectos a 8,50 euros en una hora y tres cuartos, mientras que el tren sigue renqueando, pendiente de la gran modernización, con el mismo tiempo de viaje por 11,75 euros, más de tres euros por encima.

En muchos casos, los viajes interprovinciales en los que compiten autobús y tren solo compensan para usar este último a las personas mayores. Así, un viaje en autobús se queda ahora en 6 euros desde la ciudad a A Rúa, con el mismo tiempo que en tren, que se va a los 9,55 euros. En el caso de los jubilados, por ejemplo, sí que el descuento merece la pena, al quedarse el viaje en apenas 5 euros.


Vuelta a empezar


Con estos datos y el problema de los continuos retrasos todo apunta a un suicidio del tren. Lo último es la falta de atención en las pequeñas estaciones, como Carballiño y Ribadavia, donde el anunciado cierre de la venta presencial puede ser la última estocada. Ahora, el Gobierno recula y, al menos hasta el 31 de marzo, habrá servicio. Adif se comprometió este miércoles a seguir prestando el servicio de forma temporal hasta esta fecha en tanto Renfe se organiza para asumirlo, bien sacándolo a gestión privada o, al menos, colocando las anunciadas máquinas de autoventa. 

De momento, el nuevo Ministerio de Transportes abre la puerta a colaborar con diputaciones o concellos dispuestos a mantener el servicio en las estaciones. Las de Carballiño y Ribadavia seguían este miércoles sin atención al público. Los sindicatos contactados suponen que "se corregirá en los próximos días", aunque no recibieron todavía notificación. 

"Esto tiene fecha de caducidad, intentaremos que se revierta, dice Emilio Juan Rodríguez, presidente del Comité de Renfe Operadora en Ourense. "Renfe intentará que alguna empresa lo coja, pero aquí en Galicia eso es más difícil que en el corredor Mediterráneo", añade. Desde CCOO Ferroviario creen que lo anunciado este miércoles es tan solo un "parche", según Gregorio Bermejo, que insiste en la gran cantidad de personal perdido: "Lo que se necesita son más puestos de trabajo". 


BNG, sobre el autobús: "Un ourensán ten o mesmo dereito ca un da Coruña"


El BNG califica de "chapuza" la puesta en marcha del Plan de Transporte y critica la "falta de información e diálogo con concellos, empresas e viaxeiros". "Tiveron dous anos para facer as cousas e decidiron facelas mal", dijo Noa Presas, parlamentaria nacionalista, que ve un "maltrato" que se suma a la situación general del transporte: "Estásenos obrigando a ir en coche, polas deficiencias que hai tamén no transporte ferroviario, non se pode tolerar".

Presas criticó la "falta de coordinación" entre Educación y Mobilidade en el arranque del transporte escolar en la provincia "con graves situacións de inseguridade" y también puso el grito en el cielo por el encarecimiento de algunas líneas como Viana Verín, "de 1,4 a 4 euros) y afeó que aún no haya gratuidad para menores de 21 años: "Un mozo de Ourense ten os mesmos dereitos ca un da Coruña". La Xunta, por su parte, destacó la "normalidade" en la puesta en marcha. 


La caída de un árbol provoca retrasos en dos Alvia y otros tres regionales


La caída de un árbol en el tramo de vía Salvaterra-Guillarei provocando este miércoles retrasos en dos Alvia con destino a Madrid y tres regionales: Monforte-Pontevedra, Vigo-Ponferrada y Vigo -Ourense, cuyos pasajeros tuvieron que ir en autobús. El Alvia Pontevedra-Madrid sufrió 78 minutos de demora.