Ourense

Polémica: siguen las colas de menores en una discoteca de Ourense para una fiesta de fin de año

Ourense

Navidad

Polémica: siguen las colas de menores en una discoteca de Ourense para una fiesta de fin de año

Jóvenes hacen cola en la taquilla de la discoteca Macao para adquirir su entrada de fin de año. (Foto: Xesús Fariñas)
photo_cameraJóvenes hacen cola en la taquilla de la discoteca Macao para adquirir su entrada de fin de año. (Foto: Xesús Fariñas)
Una discoteca insiste en la venta de entradas a menores esgrimiendo un "vacío legal" que la Xunta niega

Todavía con la resaca de Nochebuena, y a menos de una semana de fin de año, un total de 80 locales nocturnos de la ciudad ya ha solicitado a la Xunta ampliar su horario normal durante la madrugada del próximo día 1. Fuentes del órgano autonómico avanzan que el número de peticiones se incrementará durante los próximos días. 

Mientras los vecinos acusan "indefensión" frente a la movida –que el pasado 24 dejó a muchos sin dormir en el Casco Vello–, los locales continúan su preparación para fin de año. La polémica del consumo de alcohol de menores también está sobre la mesa: Policía Local y Autonómica reforzarán sus patrullas la noche del 31 en las calles de Vinos. La Xunta también recuerda a los hosteleros la Lei 11/2010, que prohíbe la entrada de menores a aquellos locales en los que se venda alcohol. En el artículo 16.1, la normativa recoge la excepción: "Salvo que estén acompañados de mayores de edad con responsabilidad sobre los mismos". 


La polémica continúa


En la taquilla de la discoteca Macao de Valle Inclán, los menores seguían ayer haciendo cola para comprar sus entradas. El local les pide cubrir una autorización paterna y acompañarla de la fotocopia del dni de uno de sus progenitores o tutores legales para poder acceder al interior el 31. "Si traen autorización, pueden entrar, hay un vacío legal, no se especifica que los padres tengan que entrar", señala el dueño del local, que asegura que únicamente se sirve alcohol en una de las tres barras abiertas.

"Hay dos personas que se encargan de vigilar que ningún mayor de edad le dé su alcohol a los menores", añade. La Xunta es tajante: "Non é legal que unha persoa de menos de 18 entre na discoteca sen unha persoa maior de idade e con responsabilidade sobre el".

El local cambió ayer el modelo de autorización que acompaña a la entrada por uno más elaborado, en el que se recoge que los menores de 15 años deben entrar acompañados de representantes legales –que permanecerán durante "toda la estancia"–, pero no así los de 16 y 17 años, que podrían entrar, según ellos, con autorización. La Lei 11/2010 no recoge diferencia alguna en cuanto a la edad del menor. 

El documento facilitado por la discoteca también recoge el consentimiento de la no devolución del importe abonado "y/o se deniegue la entrada del menor al recinto", en caso de no cumplir las condiciones o no entregar los documentos requeridos. 

Ayer por la mañana, agentes de la Policía Autonómica se acercaron a la discoteca para informar de la situación al dueño. Durante la noche de fin de año, varias patrullas vigilarán desde la calle que ningún menor entre sin acompañantes adultos con responsabilidad. 

"Nosotros vamos a traer la autorización de nuestros padres con la entrada"

Desde el pasado día 21, Macao ha vendido multitud de entradas de su fiesta de fin de año a menores de edad –en otros locales de Vinos no les permiten comprar la entrada–. Mientras algunos se preguntan qué pasará ese día –si podrán acceder al interior del local o si tendrán que volver a su casa sin fiesta y sin el importe de la entrada–, otros se muestran tranquilos. "Nosotros esa noche vamos a traer la autorización de nuestros padres con la entrada, no creemos que haya ningún problema", señalaba ayer un joven. "Menos mal que no tengo que entrar con mi padre... Porque no me lo imagino aquí, la verdad", decía otro. 


Las autorizaciones de horario, diversas según el tipo de local nocturno


Las solicitudes de ampliación de horario durante la noche de fin de año son diversas según el tipo de local. La superficie del establecimiento, así como su propia licencia, supondrá permisos con mayor o menor duración. En cualquier caso, la movida de Nochebuena volverá a las calles del Casco Viejo, cuyos vecinos siguen reclamando a la policía y al gobierno municipal más control sobre los locales. Desde O Cimborrio, solicitan conocer qué locales realizarán fiestas el 31, y desde el gobierno local aseguran que es un asunto de la Xunta.

Más en Ourense