Ourense

“Sí, quiero" tras una mascarilla

Ourense

“Sí, quiero" tras una mascarilla

Las bodas civiles regresaron al edificio judicial de O Couto limitadas a los contrayentes y dos testigos. Las tres primeras parejas de la etapa pos-covid formalizaron su unión con mascarilla, sin arroz y fiesta low cost.

Iván Iglesias (30 años) y Noemí Prada (casi 33) cumplieron ayer un compromiso sellado hace tiempo: si su relación sentimental llegaba a la década, se casarían. Y así fue. Pasadas las once y media de la mañana de ayer llegaban al edificio judicial de O Couto para oficializar su unión delante de una jueza. Fueron los primeros en casarse en el edificio judicial de la ciudad en la etapa pos-covid. Pese a las restricciones y obligaciones que impone la pandemia, la principal, contraer matrimonio con mascarilla y solo los dos testigos en la sala, Noemí se vistió y peinó para la ocasión, con taconazo incluido. Ambos no podían ocultar su felicidad. Para Noemí este enlace civil era oportuno: "Tenemos tres hijos y casarnos es algo que yo consideraba muy importante".

Ayer no tuvieron banquete multitudinario, un pequeño ágape preparado por los amigos, pero, según aclara Iván, queda aplazado para el año que viene. "Una celebración en condiciones, con más libertad, sin estas normas que ahora hay que acatar...", matiza.

Miguel Conde y Laura Rodríguez, ambos de 36 años, fueron los siguientes en entrar a la sala 9 de la primera planta, previa desinfección. También llevan 10 años de noviazgo y dieron el paso de contraer matrimonio porque en septiembre serán papás. "Llevábamos tiempo pensándolo y el embarazo fue el empujón", comentan.

La boda la tenía en un primer momento fijada para el ocho de mayo pero las restricciones del coronavirus la cancelaron. La pasada semana les avisaron desde el Registro Civil que en junio ya había fechas disponibles y no lo dudaron.

La celebración del día del "sí quiero" iba a quedar reducida a una comida familiar con solo cinco personas en un restaurante. "Más adelante quedaremos con los amigos", comenta Laura. Una buena ocasión, añade su marido, podría ser "cuando nazca el crío".

Como la anterior pareja, se tomaron con sentido del humor el uso de la mascarilla en un día especial. "Hay que estrenar algo el día de la boda y nosotros, las mascarillas, confeccionadas artesanalmente", comenta Miguel. Y recuerda que, por atípico, "siempre lo recordaremos" y habrá una anécdota que contar.

 Tümde Jakab (53 años), oriunda Hungría, y Juan Manuel Sacares Torrejón (59), de Valencia, se conocieron hace 14 años en Madrid y ayer oficializaron su unión en Ourense.

Nunca pensaron que el día de su boda iba a ser así cuando iniciaron el expediente de matrimonio, pero al menos presumirán de "originales". "Me ha dicho mi hijo que haga una foto porque muy poca gente se casa con mascarilla", comenta Tümde . 

Más en Ourense