Ourense

Récords de 2017 en Ourense: de -14 grados de mínima a los 42 de máxima

Ourense

TIEMPO

Récords de 2017 en Ourense: de -14 grados de mínima a los 42 de máxima

El 21 de agosto fue la jornada más calurosa. En la imagen, el centro de Ourense en esa jornada.
photo_cameraEl 21 de agosto fue la jornada más calurosa. En la imagen, el centro de Ourense en esa jornada.

Calvos y Leiro anotaron los extremos y la ciudad vivió la mayor cantidad de horas de sol del siglo

El 2017 que acaba de finalizar fue bastante prolífico en cuanto a noticias sobre el ámbito meteorológico, en parte por erigirse en el año en el que menos días de lluvia se registró en la mayor parte de puntos de la provincia, especialmente en la ciudad con apenas 92 días pasados por agua, muy lejos de la media de 132.

Una vez transcurrido este año, el balance de las cifras más extremas sufridas en la provincia durante los 12 meses arroja datos muy curiosos, a falta de que las distintas agencias meteorológicas elaboren sus informes anuales . La temperatura máxima se alcanzó en la mayor parte de los municipios el 21 de agosto. Ese día, en pleno epicentro de la época estival, se llegó a 42 grados centígrados en Leiro, 41,9 en Arnoia y 40,9 grados centígrados en Ourense ciudad, misma temperatura que la registrada ese día en Vilamartín de Valdeorras.

En el otro lado de la balanza están las temperaturas mínimas, cuyo récord se sitúa en el sur de la provincia. Ahí, el 19 de enero marca el récord. La temperatura más baja se situó en Calvos de Randín, donde los termómetros llegaron a alcanzar -14,4 grados, seguido ese mismo día por Baltar (-12,4), Verín (-11,1) y Viana (-10 grados centígrados).

La temperatura fue anormalmente alta en los meses de mayo y octubre. En el primero, se alcanzar picos de 39 grados en O Ribeiro y Ourense;mientras que ya entrados en otoño, estas mismas ubicaciones llegaron a 37,5 grados centígrados. Se produjo el efecto contrario en el mes de julio, donde se registró la temperatura mínima más reducida desde que hay registros, con 7,8 grados centígrados.

En cuanto a la situación de los cielos, se alcanzaron 2.427 horas de sol a lo largo del año, 77 horas más de sol que en la capital gallega, Santiago. Esta cifra supone la más alta desde el 2010. El mes más soleado fue julio, con 313,47 horas de sol, y el que menos el pasado mes de diciembre, con 64 horas de sol.

El régimen de lluvias fue también uno de los más anómalos. De hecho, solo cayó agua 92 días, la cifra más baja desde que existen registros históricos (1982). El mes con más días lluviosos fue precisamente diciembre, que consiguió maquillar un poco los datos anuales. En el último mes del año llovió 16 días, seguido por febrero, en el que las precipitaciones hicieron presencia en 14 días.

La lluvia caída en la ciudad en todo el año llegó a 665,3 litros por metro cuadrado, convirtiéndose así en el quinto año más seco de lo que ha transcurrido de siglo.

La Baixa Limia fue la rara avis de este seco 2017. En Entrimo se recogieron 1.575 litros por metro cuadrado, seguido deMuíños (1.272l/m2). En lado contrario, los que más acusaron la falta de precipitaciones fueron la zona de Verín, con 478 l/m2 y Carballeda de Valdeorras, con apenas 537 l/m2. 

El quinto año más seco de este siglo en la ciudad

Tomando como referencia la estación de Meteogalicia en Ourense ciudad, a lo largo de 2017 se recogieron un total de 665,3 litros por metro cuadrado a lo largo del año, gracias, en buena parte, a las abundantes lluvias del pasado mes de diciembre, que maquillaron ligeramente la situación. Sin embargo, esta cifra contrasta con los casi 1.100 l/m2 de la media histórica en la ciudad.

El año 2007 permanece como el más seco del siglo XXI en cuanto al agua total caída, con apenas 501 litros por metro cuadrado. La cantidad de precipitaciones registrada en el año actual también se queda por encima de la anotada en 2015 (530,8 litros por metro cuadrado), la de 2005 (536 l/m2) y 2004 (572,8), por lo que este pasado 2017 se convirtió en el quinto año con menos agua caída de lo que ha transcurrido desde el año 2000. 

En cuanto a los meses con más cantidad de agua caída del año en la ciudad, el primero fue febrero con 126 litros por metro cuadrado, seguido de los 123,8 l/m2 de diciembre. Los más secos fueron julio, con apenas 3 l/m2 y agosto, con 6,8 l/m2. 

Julio, el más caluroso; enero, el mes más frío

El año 2017 se sitúa entre los más calurosos de lo que llevamos de siglo, con 14,69 grados centígrados de media, aunque fue superado por los 15 grados de media anotados en el año 2015. Durante este pasado año, el mes más caluroso de media fue el mes de julio, con 22,8 grados; seguido del mes de agosto, con 22,5.

Lo más llamativo fue la anomalía térmica de octubre, que convirtió en el más cálido de todo este siglo, con más de 16,2 grados de media.  De hecho, el pasado 3 de octubre se batió el récord de temperatura más alta  para un mes de octubre, cuando el mercurio subió hasta los 34,8 grados centígrados, un registro sin precedentes.

Por el lado contrario, los meses más fríos del pasado año fueron enero, con 5,29 grados de media; seguido por diciembre, con 6,87; y por noviembre, con 8,43 grados. Los guarismos en cuanto a temperaturas mínimas fueron especialmente llamativos en julio, cuando se alcanzó la temperatura mínima más baja de la historia para este mes, llegando los termómetros a situarse en 7,28 grados centígrados.